Intel crea su propio Face ID con redes neuronales: RealSense ID

Intel crea su propio Face ID con redes neuronales: RealSense ID

Pedro Santamaría

Intel lanza RealSense ID, su propio Face ID con el que buscan mejorar todos esos problemas que ahora mismo sufren muchos de los sistemas de reconocimiento facial que existen en el mercado. Por ello apuesta por el uso de sensores de profundidad y una base de datos única con la que alimentar sus redes neuronales.

Reconocimiento facial centrado en la privacidad

La tecnología de reconocimiento facial es mucho más conveniente que otros sistemas de seguridad biométricos en la mayoría de situaciones. Por ejemplo, quitando que ahora todos tenemos que llevar mascarilla, desbloquear un teléfono móvil con sólo lenvantarlo y ponerlo mirándote es mucho más ágil que depender de colocar el dedo en un lugar concreto para que reconozca la huella.

El gran problema del reconocimiento facial es que pocos son los fabricantes que han logrado implementar un sistema realmente seguro y eficiente en cuanto a posibles cambios físicos que todos sufrimos a lo largo del tiempo. Como cambios en el corte de pelo, uso o no de gafas u otros complementos, dejarse la barba, etc.

Pues bien, Intel quiere o pretende acabar con todos estos problemas y también añadir un extra de valor al centrar el desarrollo en la privacidad del usuario y un reconocimiento mucho más preciso, sin los problemas ya vistos por propuestas similares. Para ello no sólo lanza un nuevo sistema de reconocimiento facial llamado RealSense ID, una versión propia del Face ID de Apple que se usa en los iPhone 12 por ejemplo, también lo mejora con el uso de tecnologías que serán algo clave.

Para empezar RealSense ID es un sistema de reconocimiento facial que hace uso de sensores de profundidad. Aquí de partida ya tenemos una importante mejora pues evita que con una simple fotografía se pueda engañar al sistema. Algo que ya hemos comprobado que puede ocurrir en teléfonos móviles. Al no ser capaz de detectar la profundidad de la imagen, una foto del usuario serviría a la distancia correcta para acceder a cualquier sistema que usase un reconocimiento facial basado en el uso de simple sensor de cámara de fotos.

Por otra parte, RealSense ID también haría uso de redes neuronales y un chip dedicado que procesaría toda esa información de forma segura en el propio dispositivo. Este chip además de evitar la dependencia de una conexión de red también evitaría posibles manipulaciones al no permitir que se puedan acceder a sus datos desde el exterior.

Claro que lo más importante parece que estaría en cómo se han alimentado de datos las redes neuronales que Intel usaría aquí. Y es que todos hemos sido testigos de los problemas que sistemas de reconocimiento algo erráticos pueden llegar a crear si la identificación no es todo lo precisa que se desearía. Por ejemplo, ha habido casos en los que las cámaras de Amazon que han estado usando los agentes de policía de EEUU daban por positivo a personas que no eran realmente quienes el sistema les estaba diciendo.

Para suprimir estos falsos positivos Intel ha creado una base de usuarios única, analizando miles y miles de rostros de diferentes etnias de distintos continentes. De este modo, desde Asia hasta Europa, África u Oriente Medio la idea es tener la certeza de cubrir cualquier posible variante que pueda existir para tener un sistema mucho más fiable.

Reconocimiento seguro para el uso profesional y personal

RealSense ID podría ser una gran mejora de cara al uso de multitud de equipos y otras aplicaciones tanto en entornos profesionales como personales. Porque la idea de Intel no es construir algo que sólo veríamos en cajeros automáticos, controles de aduana o similares. Esta tecnología también tendría aplicaciones para el uso diario como cerraduras de puertas inteligentes, etc.

Por tanto, que funcione y que lo haga del modo que promete Intel es algo que podría beneficiarnos a todos. Porque se podrían usar otras opciones, pero teniendo en cuenta todo lo que ya tenemos, es cierto que seguir avanzando en mejoras en todo lo relacionado con el reconocimiento facial es tan necesario como también encontrar una forma precisa de crear un perfil de voz capaz de identificar de forma única a cada usuario. Aunque esto último será mucho más complicado a corto plazo.

Por último, RealSense ID tendrá un precio de 99 dólares y se lanzará durante este primer trimestre de 2021. Así que es probable que veamos si integración en diversos dispositivos más pronto de lo que podríamos pensar inicialmente. Y su tamaño, más pequeño que una tarjeta de crédito aunque algo mas grueso, permitirá su integración con mayor facilidad.