El Jetman Dubai es ya lo más parecido al cohete ACME del coyote y el correcaminos

El Jetman Dubai es ya lo más parecido al cohete ACME del coyote y el correcaminos

Carlos Martínez

En Dubai están convencidos de que van a lograr desarrollar un sistema de transporte personal con el que poder movernos a velocidades de vértigo, y poco a poco lo están consiguiendo. Eso sí, no esperes poder disfrutarlo con tanta facilidad, ya que además de posiblemente tener que costar toda una fortuna, necesitarás tener cierta habilidad a la hora de pilotarlo. Y sino, atento al vídeo que te dejamos a continuación.

El jetpack personal con el que volar a la velocidad de la luz

Jetman Dubai

Aprovechando los eventos relacionados con la Expo 2020 que se celebrará en los próximos meses en Dubai, el príncipe Hamdan bin Mohammed ha compartido un vídeo sobre la última demostración realizada por el Jetman Dubai, una mochila propulsora de gran potencia que nos ha dejado con la boca abierta con su última demostración en vídeo.

Tal y como podrás ver, el piloto realiza la clásica demostración de habilidad con posición vertical para dejar ver la estabilidad del sistema, sin embargo, lo verdaderamente sorprendente llega cuando se despide y se marcha a toda velocidad con una trayectoria ascendente digna de un cohete espacial.

No apto para todos los públicos

Las limitaciones que ofrece el sistema son más que evidentes. Se trata de un sistema pensado para gente experta en el pilotaje de aviones y aeronaves, ya que el más mínimo error podría provocar un accidente de grandes dimensiones. La velocidad con la que se marcha el piloto transmite un vértigo increíble, por lo que no nos queremos imaginar qué se siente al estar pilotando la nave.

Los problemas de las alturas

Pero una vez solucionado el problema de la fabricación y la estabilidad del sistema, todavía quedan muchos asuntos por resolver, ya que como bien indica el propio príncipe, le mate se encuentra ahora la velocidad máxima y la altitud. Como estarás imaginando, ascender a grandes alturas supone encontrarse con problemas como la temperatura y el oxígeno, así que son factores que todavía hay que plantearse a la hora de considerar el producto como una idea comercialmente viable.

Ah claro, y también habría que estudiar profundamente el permiso de conducción de este tipo de aeronaves. No nos queremos imaginar la que se puede montar teniendo en cuenta que todavía lidiamos con patinetes eléctricos.