Canon quiere que hagas streaming durante horas con sus nuevos kits

Canon ha lanzado una serie de kits para algunas de sus más populares cámaras DSLR y sin espejo que están pensados para mejorar la experiencia de uso como webcam. De este modo, quien desde el año pasado las use en sus videollamadas o para hacer streaming ahora sufrirán un poco menos, aunque igual llegan algo tarde.

Así es el EOS Webcam Starter Kit de Canon

El año pasado, con todo el tema del confinamiento y los numerosos días que pasamos encerrados en casa protegiéndonos y protegiendo a otros, muchos usuarios comenzaron a interesarse en temas de streaming así como en el uso de las videollamadas.

Eso hizo que la demanda de webcams se disparara y agotasen rápidamente. Algo que para algunos fue un problema pues las necesitaban por temas laborales y o bien no había existencias o los precios subieron de forma absurda.

Por todo ello y viendo que tenían delante de sus narices una gran oportunidad para darle mayor valor a sus propuestas, los fabricantes de cámaras como Canon, Sony, Panasonic, Nikon, Fuji, etc., se pusieran las pilas y lanzaron aplicaciones que permitían convertir las cámaras de foto en una webcam con sólo conectar un cable USB al ordenador y ejecutar una aplicación.

Pues bien, ahora es Canon la que da un pasito más y lanza el EOS Webcam Starter Kit y aunque es cierto que no inventan nada que no se pudiese lograr antes de forma independiente, seguro que van a vender más de uno.

Este nuevo kit está pensado para algunas de sus cámaras más populares y eso hace que haya tres cuya diferencia te contamos a continuación. Los tres tipos de kits responden a tres series de cámaras y es así porque cada una de elllas usa un tipo de baterías diferentes.

  • El primer Kit es para la Canon EOS RP y se venderá a un precio de unos 160 euros
  • El segundo Kit es para las EOS Rebel T3, T5, T6 y T7 que se corresponden con las EOS 1100D, 1200D, 1300D y 2000D, costará unos 90 euros
  • El tercero es para las Canon EOS M50, M50 Mark II y M200, también a unos 90 euros

Cada uno de estos kits realmente lo que incorporan es un cable USB como el que ya tendrás por casa y hasta de forma repetida pues son cables comunes que puedes encontrarte en otros muchos dispositivos, así como un adaptador de corriente y una batería “tonta”. Es decir, una batería que incluye una clavija a la cual se le conecta el adaptador de corriente para alimentar a la cámara y evitar ese problema de que en mitad del streaming o vídeoconferencia te quedes sin batería.

Por tanto, estos kits no son nada nuevo y mirando en tiendas como Amazon donde también se venden este tipo de baterías dummy el ahorro que podría suponer una solución como esta es mínimo. Aún así, lo bueno es que están facilitando el hacerse con ellos a todos esos usuarios menos expertos y que sólo buscan cómo solucionar un tema de batería cuando graban vídeo en casa o cualquier otro lugar en el que disponen de una toma eléctrica.

Cómo encontrar una batería dummy para tu cámara

Como decimos, el uso de batería dummy, “tontas” o baterías ciegas como se las suele llamar no es nada nuevo. Desde hace ya muchos años existen en el mercado, aunque es cierto que no todos los usuarios conocen que hay esta posibilidad.

Si tú tienes una cámara y buscas una solución de este tipo para tu cámara, la forma de encontrar estas baterías es muy sencilla. Por ejemplo, en Amazon sólo tendrías que escribir el modelo de tu cámara y batería tonta o dummy. También podrías hacer la búsqueda mirando el modelo de batería que usa la cámara.

Lo único que sí has de tener en cuenta es que no siempre incluyen el adaptador de corriente, por lo que al buscarlo tendrás que tener en cuenta que el conector sea el adecuado. Lo interesante es que también puedes encontrar algunos convertidores de voltaje que te permitirán usar baterías externas. Así podrás grabar durante más tiempo mientras estás fuera sin comprar numerosas baterías. Sólo necesitarás una de estas pilas y una powerbank.