Lovot es un robot creado para acompañar y dar amor

Lovot es un robot creado para acompañar y dar amor

Drita

En Japón -¿dónde si no?- ha nacido Lovot, un robot creado con intención de hacer compañía y dar amor a las personas. Ni más ni menos. Te contamos todas las características de este particular Furby de ojos saltones y capacidad para relacionarse con los humanos.

Lovot = love + robot

El nombre de Lovot viene de la combinación de dos palabras clave que definen su esencia: love (amor) y robot. Y es que este autómata con cara adorable tiene precisamente como misión «dar amor» a sus dueños, de manera parecida a como lo haría una mascota.

La compañía encargada de su desarrollo -en el que por cierto se han invertido tres años- es Groove X Inc., una empresa con sede en Tokio (Japón) convencida de que su propuesta es la solución perfecta para aquellos que necesitan algo de compañía. Porque Lovot no hace absolutamente nada más: ni realiza tareas del hogar ni tiene ninguna función más allá que la de interactuar con los humanos (es capaz de solicitar incluso tu atención) y hacer acto de presencia en casa.

lovot

El robot se mueve gracias a un par de ruedas situadas en su base (aunque posee una trasera de apoyo) y es capaz de mover los brazos para añadir intensidad a sus expresiones. Mide unos 30 centímetros de altura, tiene unos ojos grandes y expresivos y está recubierto de pelo suave, asemejándose bastante al aspecto de un peluche. Precisamente bajo esta capa se encuentran numerosos sensores, capaces, entre otras cosas, de detectar cuando lo tocan.

En su cabeza inserta además una cámara bastante llamativa -ya podrían haberla disimulado un poco mejor, ¿no?- que se encarga de dirigir los movimientos y posicionamiento de robot.

Según la compañía, cuando abrazas a Lovot sientes una «sensación de alivio y satisfacción» e incluso podrás notas su calidez interior, aunque no tenemos muy claro cómo consigue transmitir ese calor y, sobre todo, qué lo genera.

Precio y disponibilidad de Lovot

No es la primera vez que vemos una propuesta parecida. Uno de los robots más populares es Aibo, el perro de Sony, una mascota robótica creada con objetivos similares a los de Lovot y que se encuentra actualmente a la venta (no en muchos mercados) por la friolera de 2.899,99 dólares.

Lovot no está muy alejado de ese precio, de hecho, lo supera, con una etiqueta de 3.100 dólares. Groove X está aceptando ya reservas , aunque no enviará su producto hasta principios (ojo) del 2020. Existen también la oferta de los Lovots, cuyo precio entonces es de 5.300 dólares.