El despiece del MacBook Pro 2019 revela algunos detalles del nuevo teclado de mariposa (spoiler: nylon)

Junto a los nuevos procesadores que estarán disponibles para configurar el nuevo MacBook Pro, Apple incluyó también una serie de cambios que los usuarios habían pedido a gritos desde hace muchísimo tiempo. Hablamos evidentemente del teclado con mecanismo de mariposa, un elemento que ha generado muchísimos problemas a los usuarios por su durabilidad y que ahora parece estar arreglado para siempre. ¿Lo está?

El nuevo teclado del MacBook Pro

Macbook Pro teclado nylon

Como no podía ser de otra forma, en iFixit han despiezado de inmediato la nueva versión del MacBook Pro, y como siempre suele ocurrir en los productos de Apple, el veredicto final sobre el nivel de reparabilidad es nefasto. La integración de todos los componentes hace que sustituir piezas o ampliar las características del equipo sea una tarea imposible, dejando únicamente como opción la sustitución del trackpad, algo que parece que no será demasiado difícil de hacer.

Pero lo interesante del despiece de esta nueva generación estaba en el teclado, ya que hemos podido por fin ver qué se esconde en esta ocasión bajo las teclas del portátil. La cuarta generación del mecanismo de mariposa no parece esconder demasiadas novedades, sin embargo, un vistazo más en profundidad revela algunos detalles que podrían ser cruciales para entender el funcionamiento a largo plazo de las teclas.

Llega el nylon

Apple teclado Nylon

La membrana que forma el esqueleto principal del mecanismo de la tecla ha cambiado de aspecto. Ahora presenta un diseño transparente y bastante más suave al tacto, y la razón no es otra que la utilización de un nuevo material para su fabricación. En iFixit han necesitado la ayuda del laboratorio de materiales de la Universidad Politécnica Estatal de California para identificar con la ayuda de un espectrofotómetro de transformada de Fourier de qué material estaba hecha la pieza. Las conclusiones fueron bastante claras: era poliamida, o nylon como se conoce comúnmente.

Parece que Apple ha encontrado en este material la solución ante los problemas ocasionados por el uso intensivo del equipo, un cambio de planes que viene acompañado de otro elemento más a destacar: la cúpula. Esta pequeña pieza cóncava se encarga de hacer las funciones de resorte, de forma que al pulsar la tecla hacia abajo esta vuelva a su posición original. Es un elemento crítico en la durabilidad del sistema, así que Apple también ha podido revisar el diseño para incluir mejoras. En iFixit no lo garantizan al completo ya que no han logrado encontrar cambios aparentemente visibles que lo corrobore.

¿Se soluciona los problemas del teclado con estos cambios?

Esa es la pregunta que todos los usuarios interesados en el portátil se hacen en estos momentos, y lamentablemente todavía no tiene respuesta. El tiempo y los nuevos usuarios determinarán si el problema de las malas pulsaciones ha desaparecido para siempre, sin embargo, hay que tener en cuenta que los nuevos teclados han entrado en el nuevo programa de reemplazos inmediatamente desde su anuncio. ¿Eso debería de tranquilizarnos o preocuparnos?