Con esta mano robótica nunca volverás a sentirte sólo al caminar

Con esta mano robótica nunca volverás a sentirte sólo al caminar

Pedro Santamaría

My Girlfriend in Walk es una de esas propuestas que cuesta entender y a la vez tiene sentido, porque lo que propone no es otra cosa que permitir no sentirse solos mientras se camina. ¿Cómo? Pues a través de una mano robótica diseñada por un grupo de ingenieros japoneses que simula que una mujer te está agarrando de la mano.

Una mano robótica para simular que te da la mano una mujer

La robótica, al igual que con todo lo relacionado con el uso de inteligencias artificiales, es uno de los campos que más ha evolucionado durante los últimos años. Si bien antes eran propuestas algo toscas tanto en diseño como en movimientos, ahora se podría decir que se pueden lograr comportamientos que poco difieren del que podríamos hacer cualquiera de nosotros como seres humanos.

En cuestión de movimientos ya hemos visto múltiples demostraciones de Atlas, el robot de Boston Dynamics. Este no sólo es capaz de caminar o correr, también es capaz saltar e incluso de hacer parkour. Luego están otras propuestas como la más reciente que hemos conocido por parte de Disney Research y que ofrece un robot capaz de parpadear y gesticular como un humano.

Sin embargo, esta propuesta de un grupo de ingenieros japoneses es un tanto diferente. En principio porque no sólo se trata de una mano robótica, sino una que simula la mano de una mujer. De ahí el nombre de My Girlfriend in Walk, aunque perfectamente podría haber sido la de un hombre y cambiar el nombre a Boyfriend. Porque la idea básica no cambiaría nada.

Con esta mano lo que buscan es ofrecer la sensación de compañía cuando se camina. Sí, admitimos que resulta un tanto extraño, pero a veces se sencillo gesto puede significar mucho para algunas personas que se encuentran solas a diario o durante gran parte del día.

Para asemejar la sensación real que sería agarrar la mano de otra persona, esta mano robótica está construida con un material flexible que simula la piel. Este contiene una serie de poros que junto al uso de otros componentes es capaz de modificar la temperatura para transmitir una mayor sensación de realismo.

Junto a todo esto, la mano cuenta con dedos articulados para que se sienta también el agarre y como guinda para el pastel, la mano está perfumada.

El futuro es menos ciencia ficción

My Girlfriend in Walk no deja de ser una propuesta cuya implementación real irá mucho más allá de simplemente llevar esa mano sujeta a tu propio brazo y con el objetivo de sentirte menos sólo cuando paseas. Los avances que ahora se hagan marcarán el futuro de los robots que se crearán y acercarán ese mundo de ciencia ficción que vemos en series y cines al mundo real.

Lo que sí será curioso es ver cómo se irán aceptando todos estos temas. Hasta qué punto dentro de 10, 15, 20 o 50 años ir caminando con un robot por la calle cogido de la mano será algo que esté aceptado. Algo que suponemos ocurrirá, del mismo modo que aceptamos como algo normal el ver a gente hablando por la calle mientras camina gracias al uso de manos libres. Eso sí, siempre que puedas mejor que agarres de la mano a una persona real.