Un increíble robot autónomo con cerebro de Raspberry Pi 4B

Cuando te digan que con una Raspberry Pi sólo se pueden construir proyectos caseros que sirven para experimentar un poco con la programación, robótica y alguna que otra cosa más enséñale este robot. Seguramente cambie de opinión rápidamente.

Un robot autónomo con cerebro de Raspberry Pi

Todos los que hemos utilizado una Raspberry Pi para algún proyecto, sea el que sea, hemos sido conscientes de sus limitaciones a nivel de cálculo. No hace falta ser ingeniero para saber que claro que hay otras placas y dispositivos que ofrecen mayores capacidades, pero eso no quita que se puedan lograr cosas que realmente sorprendan a todo aquel que las vea.

Lo único que se necesita es saber aprovechar cada una de sus capacidades y, además, contar con el tiempo y recursos necesarios para poder llevar a cabo todo el resto del proyecto con las mejores garantías. Si es así, propuestas como este myAGV no deberían sorprender tanto.

Este robot de Elephant Robotics es el sueño de más de un maker amante de la robótica, porque se podría decir que prácticamente lo tiene todo. Para empezar movilidad, gracias a unas ruedas a base de rodillos giratorios el robot puede avanzar hacia delante y atrás, incluso desplazarse lateralmente sin tener que girar.

Luego está el tema de la cámara frontal y sensor LiDAR que les permiten ver y crear un mapa detallado de la zona por la cual se está desplazando. Así no sólo puede detectar mejor los obstáculos, también encontrarlos para lo que sería su otra característica importante: el uso de un brazo robótico.

El brazo es uno de los grandes atractivos ya que permite diversas acciones y un rango de movimiento muy amplio gracias a sus seis ejes. Además, se puede colocar en dos zonas diferentes del propio robot para según qué quieras hacer.

El precio del robot con Raspberry Pi más capaz

Lógicamente el coste de este robot no es nada económico a pesar de tener como cerebro una Raspberry Pi. Y es lógico, porque no es la placa lo que realmente eleva su precio sino el resto de componentes.

Fabricado por Elephant Robotics, el precio sólo de la base del robot myAGV es de 699 dólares. A eso habría que sumarle los 594,30 dólares que costaría el myCOBOT Pi, un brazo robótico con 6 ejes que da una libertad de movimientos muy grandes y al cual se le pueden comprar otros accesorios como la unidad de succión (110 dólares) para que pueda coger determinados objetos.

Si, además, vemos que un clip para la base o el kit myCobot intelligent cuestan 42 y 339 dólares respectivamente, pues está claro que hacerse con este jugueteo al completo no es económico. Pero de cara a enseñar programación y ofrecer algo más es francamente llamativo. No es un producto para todos, pero sí uno que unos pocos valorarán.

El gato biónico

Sin duda Elephant Robotics sabe lo que hace, porque no sólo cuentan con ese interesante robot, también con algo aún mas llamativo: el gato biónico. Una propuesta que recuerda al perro de Sony y que no es que sorprenda en exceso, pero tras ver el vídeo llama la atención bastante.

Aquí lógicamente la velocidad de movimientos y respuesta hace que pierda un poco de interés, porque uno esperaría más dinamismo, como el de un gato de verdad. Aunque también hay que se consciente que eso es muy complicado ahora mismo, por mucho que los robots de Boston Dynamics nos hayan acostumbrado a ciertas piruetas. Pero que no le quiten el mérito a este mínimo tampoco.