La Raspberry Pi más pequeña y barata ahora tiene WiFi

La Raspberry Pi más pequeña y barata ahora tiene WiFi

Daniel Marín

A principios de 2021, la fundación Raspberry Pi lanzó la Raspberry Pi Pico, una diminuta placa de desarrollo diseñada desde cero por la propia organización para continuar su misión de extender la tecnología y los conocimientos de programación por todo el globo. La Raspberry Pi Pico se convirtió también en la placa más barata de la fundación, pues salió a la venta por tan solo 4 dólares. Como no podía ser de otra forma, la Pico fue un éxito. La Pi Foundation ha escuchado a su comunidad, y por ese motivo, ya tenemos entre nosotros la nueva Raspberry Pi Pico W, una versión diminuta de la placa de desarrollo con conectividad Wi-Fi que lo puede cambiar todo.

Raspberry Pi Pico W. ¿La nueva revolución del IoT?

La Raspberry Pi Pico no es precisamente la placa de desarrollo más potente que hay en el mercado, pero sí es una de las más baratas y versátiles que puedes encontrar. La Pico original fue creada a medida por la fundación, y se cuidó cada detalle para poder ofrecer un producto atractivo y a un precio extraordinariamente bajo. Su objetivo era y sigue siendo que cualquier persona tenga la posibilidad de crear sus propios dispositivos IoT.

La nueva Raspberry Pi Pico W mantiene prácticamente todas las especificaciones del modelo que salió el año pasado. Mantiene el chip RP2040, solo que ahora, la placa cuenta con conectividad inalámbrica que le aporta un chip Infineon CYW43439. Gracias a esto, este nuevo producto cumple con el estándar Wi-Fi 802.11n de 2,4 GHz. Dicho módulo cuenta también con conectividad Bluetooth, aunque de momento, la Raspberry Pi Foundation dice que lo mantendrán deshabilitado hasta nueva orden.

Con esta mejora, la nueva placa de desarrollo vale un 50% más cara, es decir, unos 6 dólares. Según dijo Eben Upton, el CEO de la organización, la conectividad inalámbrica es un coste añadido bastante importante en los productos electrónicos. De hecho, comentó en en una entrevista a The Verge que la homologación y los acuerdos que hay que firmar con los organismos pertinentes ya cuestan la friolera de medio millón de dólares.

La Pico W solo pone las cosas más fáciles

Hasta ahora, los poseedores de placas Raspberry Pi Pico habían podido implementar la conectividad inalámbrica utilizando accesorios de terceros, pero eso suponía utilizar los pines de la propia placa, impidiendo así que pudieran ser usados para otros fines. Además, eran bastante más caros que el pequeño incremento de dos dólares que ha experimentado esta nueva Raspberry Pi. No obstante, el modelo original de Raspberry Pi Pico no va a desaparecer. Simplemente, este nuevo modelo con Wi-Fi de 2,4 GHz pone las cosas más sencillas a todo el que quiera experimentar con estos dispositivos para crear productos para el «Internet of Things».

Por apenas 6 dólares, esta nueva placa de desarrollo va a permitir crear todo tipo de dispositivos domóticos que se van a poder controlar de forma inalámbrica a través de un teléfono móvil, un ordenador o incluso otra Raspberry Pi. Por último, la compañía ha anunciado también que sacarán la Pico H y Pico WH. Estos modelos simplemente llevarán los cabezales ya soldados, y costarán un dólar más que los modelos Pico estándar y Pico W.

Vía > The Verge

¡Sé el primero en comentar!