Nuevo iPad (2019): ¿qué lo diferencia de la anterior generación? ¿merece la pena?

La keynote del pasado martes tuvo como protagonistas absolutos a los nuevos iPhone 11 y iPhone 11 Pro (con su versión Max, no lo olvides), sin embargo no fueron los únicos anuncios importantes de la jornada a nivel de hardware. Además del reloj Apple Watch Series 5, Apple anunció la séptima generación de su iPad más básico. ¿Te preguntas qué tiene de especial respecto a la generación anterior? Bien, para eso estamos aquí. Continúa leyendo.

Nuevo iPad 2019, ¿qué ha cambiado?

El iPad más barato del catálogo de Apple tiene nuevo sustituto. Como sabes, la compañía cuenta en su oferta con varios modelos de tablet, siendo el iPad «a secas» su versión más básica, sencilla y barata, especialmente pensada para estudiantes o personas que o no quieres o no pueden gastarse demasiado en un equipo de este tipo. Durante la keynote del pasado martes la firma decidió renovarlo, anunciando una séptima generación con muchas más similitudes que diferencias respecto a su antecesor, claro.

El nuevo iPad mantiene así el diseño antiguo de siempre, con marcos anchos y botón Touch iD, pero ahora luce una pantalla más grande: de las 9,7 pulgadas salta a las 10,2″ en formato 3:2 y con una resolución de 1.620 x 2.160 píxeles (frente a las 2.048 x 1.536 que tenía la anterior generación; aún así la densidad de pantalla es la misma por el cambio de tamaño). También ofrecen el mismo nivel de brillo.

iPad 2019

En el interior, sorprendentemente, corre el mismo procesador. Generalmente Apple suele dar un salto en su chip cuando anuncia una nueva versión, sin embargo, esta vez ha mantenido el A10 Fusion ya presente en el iPad del 2018.

También al igual que su antecesor el nuevo iPad es compatible con el Apple Pencil de primera generación (que tendrás que cargar a través de su puerto Lightning y que vas a tener que comprar por separado, por 99 euros), aunque ahora hay también sitio para el Smart Connector, que te va a permitir acoplarle el mismo teclado físico pequeño Smart Keyboard que usa el iPad Air (se vende por separado, a 179 euros).

Aunque la cámara en una tablet suele ser uno de los aspectos menos importantes, cabe destacar que tampoco aquí hay cambios. Volvemos a tener una sola cámara trasera de 8 MP que puede grabar vídeo a 1080p (30 fps) y a cámara lenta, con estabilizador de imagen y zoom de 3 aumentos. La cámara frontal sigue siendo de 1,2 MP (ƒ/2,2). Nada nuevo bajo el sol, por tanto.

Lo que sí que ha cambiado, mira tú por dónde, es el precio. Si el iPad del 2018 se lanzó con un coste de partida de 349 euros (para su versión de 32 GB), el iPad 2019 con la misma capacidad parte de los 379 euros. Un aumento de 30 euros por un ligero aumento del tamaño de pantalla, vaya.

¿Merece la pena comprarse el nuevo iPad 2019?

Aún sin haber probado aún el iPad 2019, la respuesta parece más que obvia: si tienes un iPad del año pasado (2018), evidentemente no. No vas a notar ningún cambio a nivel de rendimiento, la diferencia del tamaño es ínfima y mucho te tendría que compensar usar el teclado de Apple como para hacer semejante inversión -no olvides que aunque el iPad de sexta generación no tenga Smart Connector siempre puedes acoplarle un teclado compacto Bluetooth.

¿No tienes tablet y estás pensando en darle una oportunidad al iPad sin gastar mucho? Entonces quizás lo que te interese es aprovecharte de este lanzamiento para comprar precisamente el iPad 2018 a un precio aún más barato si cabe. En Amazon, por ejemplo, puedes encontrar ahora mismo el modelo de 32 GB a solo 299 euros, un precio fantástico para un equipo que va a rendir igual que la generación de este año, solo que con una pantalla ligeramente más pequeña. En tu mano queda.