Snapdragon 855 traerá todas estas novedades a tu teléfono en 2019

Hace unas horas se ha presentado al mundo el nuevo y esperado procesador Snapdragon 855. Dicho así probablemente te suene a “poco”, así que vamos a intentar dejarnos de tecnicismos (todo lo que se pueda, claro) y repasar mejor cuáles son las ventajas que realmente notarás tú en los teléfonos del año que viene.

Snapdragon 855: la era del 5G ya está aquí

El procesador Snapdragon 855 de Qualcomm llega para recoger el testigo del Snapdragon 845, actualmente presente en numerosos teléfonos de gama alta del mercado. El nuevo chipset hace especial gala de su soporte para conectividad 5G -sí, esa tecnología de la que llevamos años hablando y que por fin parece llegar de verdad- así como de otras prestaciones que mejorarán la experiencia del usuario.

5G Cristiano Amon

Respecto al comentado 5G, cabe señalar que el Qualcomm Snapdragon 855 es la primera plataforma móvil comercial que lo ofrece en el mundo. Para ello usará un módem propio, el Snapdragon X50, que se combina con unas antenas bautizadas como Qualcomm QTM052 mmWave (sí, también propias de la casa estadounidense). Estas antenas apuntan con bastante precisión hasta el punto 5G más cercano que tengan, gracias a unos algoritmos de la propia Qualcomm, y es capaz de rebotar señales en superficies que tenga a su alrededor.

El 5G sucede, como podrás imaginar, al actual 4G que tienes en tu teléfono. Esto significa que tus conexiones serán aún más rápidas que las que actualmente disfrutar y con menos retraso. Imagina jugar online en tu smartphone casi sin latencia o mantener videoconferencias a través de los datos de tu teléfono móvil sin prácticamente interrupciones. El 5G promete además consumir menos batería en tu teléfono que el actual 4G.

Ventajas del Snapdragon 855 frente al Snapdragon 845

En cuanto al resto de cualidades, sus nuevas prestaciones te brindarán una experiencia mejorada a la hora de utilizar el teléfono, disfrutando de un mejor rendimiento (más velocidad y soltura, si cabe, en su manejo) así como gráficos superiores, que apreciarás especialmente a la hora de jugar -ojo porque esto se combina con el Snapdragon Elite Gaming, un conjunto de prestaciones pensadas para mejorar la experiencia de juego de la que no tenemos más detalles de momento.

Tienes la presentación al completo sobre estas líneas. Salta al minuto 11:27 para empezar a verlo.

Todos estos resultados se dan, en buena parte, gracias a los 8 núcleos que monta el procesador, cuatro de ellos a una velocidad de reloj de 1,78 GHz; los tres siguientes a 2,42 GHz y uno a 2,84 GHz. La mejora gráfica viene a manos de un procesador gráfico Adreno 640.

La inteligencia artificial también recibe aquí un empujoncito. Ya sabes que la IA está a la orden del día en los teléfonos de alta gama y supone un elemento clave en el rendimiento de un equipo. El Snapdragon 855 viene con el AI Engine de cuarta generación de la casa, que promete tres veces más rendimiento respecto al Snapdragon 845.

El chipset, que por cierto ha ido desarrollado bajo proceso de 7 nm (como el Kirin 980 de Huawei y el A12 Bionic de Apple), también te va a permitir disfrutar de nuevas funciones a la hora de hacer fotos y videos, gracias a la integración de una unidad llamada Computer Vision Image Signal Processor (CV-ISP).

El lector de huellas integrado en pantalla está empezando a usarse en los teléfonos de gama alta y seguirá presente en el 2019. Ni qué decir tiene que el Snapdragon 855 dispone de soporte, con la introducción del nuevo sensor Qualcomm 3D Sonic. Este funciona a través de ondas ultrasónicas -qué futurista suena siempre eso, ¿verdad?- en lugar de con luz, prometiendo así que los teléfonos que cuenten con este procesador disfrutarán de un lector más seguro y preciso.

Qualcomm aún podría revelar más detalles de su procesador durante estos días de conferencia -la plataforma ha sido presentada en el marco del Snapdragon Tech Summit 2018, que todos los años celebra en Hawái (EEUU). De ser así, te lo haremos saber por aquí, descuida.