El nuevo iMac sigue con el mismo hándicap (pero tiene solución)

El nuevo iMac sigue con el mismo hándicap (pero tiene solución)

Pedro Santamaría

Los focos están puestos en los próximos Mac con procesadores Apple Silicon, pero para su llegada aún falta tiempo y habrá que ver bien qué ofrecen. Sobre todo en equipos cuyas potencia son actualmente algo clave a la hora de elegirlos. De ahí que la compañía siga renovándolos. Los últimos han sido sus All in One, hay nuevos iMac y iMac Pro. Si te interesa renovar Mac, esto es lo que debes conocer.

Apple renueva sus Mac de sobremesa

Apple lanzó ayer su renovación en la gama Mac de sobremesa. O casi, porque realmente el único modelo con actualizaciones importantes fue el iMac de 27″. El modelo de 21,5″ y el iMac Pro no recibieron cambios (tampoco el Mac mini). Estos modelos sólo tiene cambios en las configuraciones de serie, pero a nivel técnico siguen siendo los mismos equipos que había el día anterior.

Y eso es algo que realmente no se entiende bien. Es cierto que la compañía está metida de lleno en esa transición que nos traerá equipos con procesadores propios denominados Apple Silicon, pero si actualiza el modelo de 27″ con ciertos componentes, ¿qué trabajo costaba hacerlo también en los otros? Si no sabes a que nos referimos, sigue leyendo.

Nuevos iMac de 27 pulgadas

El iMac de 27″ es el único iMac que realmente se ha renovado, pero por sólo por dentro nada de nuevo diseño. La principal novedad no es otra que la inclusión de procesadores Intel de décima generación. Algo que, todo sea dicho, ya podrían haber hecho hace tiempo. Pero más vale tarde que nunca.

Junto a estos procesadores que podrán llegar hasta un Intel Core i9 de décima generación tenemos también la posibilidad de configurar una tarjeta gráfica AMD con hasta 16 GB de memoria GDDR4. Una GPU que dará potencia de sobre para usos exigentes como la edición de vídeo, modelado 3D y muchas otras tareas que recurren a este tipo de cálculos de forma recurrente.

No obstante, hay otros pequeños detalles que se agradecen. De serie ya todos los iMac incluyen unidades SSD. El Fusion Drive pasa a ser una opción, pero de verdad que ni tiene ni tuvo sentido nunca apostar por él. Y luego está el tema de la cámara web que por fin salta a 1080p de resolución.

Otro detalle interesante es la opción de aplicar el mismo tratamiento en el vidrio que protege al panel e incluye el vidrio del Apple Pro Display XDR. Gracias a ese nanotexturizado se reducen los reflejos, pero recuerda que hay que limpiarlo con un paño especial para no dañarlo.

Y respecto al panel, sigue siendo de 27 pulgadas, resolución 5K y añade la tecnología True Tone que dicho sea de paso en entornos profesionales donde se trabaja con la imagen poco o nada aporta realmente. Lo que no implica que esta sea una de las mejores pantallas del mercado. Pero si buscas algo diferente, aquí tienes una buena selección de monitores ideales para la edición de vídeo y foto.

El equipo es atractivo, es cierto. Desde hace ya mucho tiempo los iMac han sido uno de los pocos Mac cuyo precio, a pesar de ser elevado, no resultaba extremadamente alto viendo lo que ofrecían a nivel de rendimiento comparado con otras propuestas como la familia MacBook Pro. Por unos 3.499 euros tienes una máquina potente durante unos cuantos años.

Apple y sus precios al actualizar la RAM

Sin embargo, sigue habiendo algo de Apple que uno no llega a comprender: el precio de la RAM. La compañía ya no es que sólo siga usando los 8 GB como configuración de serie, es que los precios por actualizarla son excesivos. Y claro, cuando va soldada en placa no te queda más remedio, pero aquí (en el modelo de 27″) siguen manteniendo una compuerta que da acceso rápido a los módulos.

Por tanto, si te planteas comprar un iMac 5K, no amplíes la RAM con Apple. Porque cambiarla por ti mismo no afecta a la garantía si sigues los pasos que indican y tendrás más RAM por mucho menos precio. Para que te hagas una idea, en Amazon encuentras 32 y 64 GB y puedes llegar a ahorrar 1.000 euros. Lo único que has de saber es el tipo exacto de RAM que usa y que es conveniente que todos los módulos sean de la misma marca.

Esos de arriba son sólo algunos ejemplos de módulos recomendados que van a funcionar sin problemas en tu posible futuro iMac de 27″ e incluso en el actual si ya tienes uno. Aunque, como siempre, asegúrate de la memoria usada. Algo que puedes hacer de la siguiente forma:

  1. Accede al icono de la manzana en la barra de Finder
  2. Pulsa en Acerca de
  3. Selecciona la pestaña memoria

En dicha pantalla verás el número de módulos que podrás instalar y el tipo de memoria. Así que, si tu presupuesto está ajustado, mejor invierte en más CPU o GPU y deja la actualización de RAM para más adelante y por tu cuenta.

iMac Pro, ¿condenado a la extinción?

Respecto al iMac Pro, el equipo que nació como opción para profesionales y que prácticamente recogía el testigo del Mac Pro de 2013 parece ir destinado a sufrir la misma extinción. Aquí Apple vuelve a copiar una estrategia que ya conocemos.

Ahora la configuración base del iMac Pro es la que incluye un procesador Xeon W de 10 núcleos y mantiene el mismo precio, 5.499 euros. Esto es lo mismo que hizo la compañía con la «papelera negra» de 2013 hasta que llegó el momento de lanzar el nuevo Mac Pro. Y se podría entender, porque los ritmos de actualización de la gama Xeon son diferentes, pero el problema está en los detalles.

Si el iMac de 27″ ha introducido una cámara FaceTime con resolución 1080p, por qué aquí no está. ¿Tanto trabajo le costaba hacerlo? Claro que esto también se podría aplicar a los modelos de 21,5″ que mantienen los procesadores de octava generación.

En fin, que los iMac realmente nuevos son los de 27″. Así que si compraste un modelo de los pequeños recientemente no te sientas decepcionado. Pero si considerabas el iMac Pro, igual te compensa mucho más ir a por las configuraciones más altas del iMac 5K.