Este raro ordenador con Raspberry integra proyector (por una buena causa)

Este raro ordenador con Raspberry integra proyector (por una buena causa)

Isaac García

De vez en cuanto, y aunque parezca raro, te encuentras por Internet proyectos que merecen mucho la pena. En este caso, se trata de un ordenador todo en uno, con forma de «máquina de escribir», una Raspberry en su interior y un proyector en lugar de monitor. Además, trata de solucionar un problema grave en la educación de los niños de la India. Y, por si fuera poco, tiene un sabor a otros tiempos que nos encanta a los aficionados a lo retro y lo tecnológico.

Con la llegada de la pandemia, la educación de los niños tuvo que dar un giro de 180 grados. Pronto se vio que muchos de ellos no podían acceder a ordenadores en condiciones, o conexiones lo bastante rápidas para seguir la educación a distancia que se impuso.

Eso ha sido especialmente grave en países como la India, donde muchos niños de hogares más humildes han visto interrumpida su educación. En muchas ocasiones, no había ordenadores, o tenían que compartir un móvil entre varios, haciendo casi imposible que pudieran seguir las clases.

Un ordenador todo en uno para solucionar la educación en la India

Por todo lo anterior, Subir Bhaduri, un usuario habitual de la web Hackaday, con varios proyectos como maker, ha creado el «Pπ», derivado de Projector Pi (sí, se pronunciaría Pipi, quitemos la broma de en medio) , un ordenador con forma de máquina de escribir retro, movido por una Raspberry 4B y que soluciona el problema de la pantalla de una manera muy ingeniosa.

Usa un proyector.

Eso permite varias cosas. Primero, sustituir la necesidad de monitor, mucho más caro, además de que proyectando la pantalla en una superficie adecuada, en gran formato, varios niños pueden ver lo que ocurre y seguir las clases. De ese modo, con un solo dispositivo, varios chavales pueden seguir su educación a distancia o presencial.

Los objetivos del proyecto «Pπ»

La pπ siendo transportada

Las metas de Bhaduri con el proyecto, tal y como él mismo las describe, serían:

  • Bajo coste, esencial para poder ser adoptado masivamente en las escuelas, sin importar el presupuesto.
  • Resistente y portátil. Cosa que consigue con un diseño de máquina de escribir de metal, con asa y todo para llevarla, como en los viejos tiempos.
  • Poder tener varios usuarios a la vez, gracias al proyector, sin comprometer el coste.
  • Que sea un ordenador completo. Pues al final, un móvil o una tablet no es sustituto para muchas tareas necesarias, como un poco de diseño gráfico o procesamiento cómodo de textos.
  • Con diseño de código abierto. De manera que la producción y reparación sea transparente y pueda aprovecharse por cualquiera que quiera hacer algo similar.

Eso sí, el mismo Bhaduri reconoce que todavía hay retos que superar, como encontrar un proyector más adecuado que el del prototipo inicial, o algunas cosas propias del funcionamiento de la Raspberry 4B que lleva dentro.

Por ahora, hay tres de esos prototipos construidos, que se están usando a modo de prueba en una escuela local de la ciudad india de Pune.

Veremos en qué queda, pero es una de esas cosas que estamos deseando que triunfen porque es genial. Y para los retrofuturistas como yo, parece todo un cyberdeck sacado de una novela de William Gibson y tengo cierto deseo por tenerlo.

Fuente > Hackaday

¡Sé el primero en comentar!