Estas son algunas ideas patentadas por Apple que nos hicieron soñar y no llegaron a nada (por ahora)

Las patentes de muchos fabricantes sirven para que en muchas ocasiones podamos echar un ojo al futuro rápidamente, sin embargo, en la mayoría de caso este avistamiento por adelantado se queda en un simple sueño efímero. ¿Ocurrirá eso con la última patente registrada a nombre de Apple? Repasamos esa y otras muchas más patentes de Cupertino para analizar qué nos depara el futuro.

No todas las patentes tienen que llegar a ser realidad

iMac curvado

La última patente registrada a nombre de Apple insinúa que el fabricante está pensando en la creación de un iMac con cuerpo de vidrio curvado. Sería algo así como un iMac de una sola pieza, en la que la pantalla sigue extendiéndose hasta llegar a la mesa e integrar completamente el teclado. Existe otro diseño que también muestra una especie de combinación para el portátil en el que la pantalla con aspecto de haría las funciones de dock.

Son en resumidas cuentas unas ideas conceptuales bastante llamativas que en principio no tendrían mucho sentido si echamos un ojo a cómo está haciendo las cosas Apple actualmente. Entonces, ¿qué pasa con esta patente? Pues lo mismo que con el resto, se quedan para la historia.

Otras patentes de Apple que no llegaron a nada

Registrar una patente no significa que el producto vaya a llegar al mercado. El fabricante ha podido simplemente reservar su idea, y a partir de ahí podrá desarrollarla o no. Podría ocurrir con este supuesto iMac de la misma manera que ha ocurrido con otras tantas ideas de Apple, como algunas de las que vamos a recordar a continuación.

Una de ellas, y que posiblemente te resulte familiar es el llamado iPhone curvado. Se trata de un diseño que imagina un cristal unibody de biseles curvados con el que alojar todas las tripas de un supuesto iPhone. Este a diseño a día de hoy es prácticamente imposible de llevar a producción masiva, pero la idea está ahí, y posiblemente te encante. ¿Lo veremos algún día?

No todas las patentes tienen que ver con el hardware. En esta, se proponía un sistema capaz de bloquear la cámara del teléfono en conciertos. De esta manera, los usuarios serían incapaces de grabar el concierto de su artista favorito, algo que, en muchas ocasiones resulta molesto para el resto de espectadores, todo hay que decirlo. De nuevo, una idea más que se quedó en el tintero.

El Apple Watch que hoy conocemos podría ser todavía más propio de una película de espías. O al menos de una del Inspector Gadget, ya que esta otra patente imaginaba un sistema de agarre automático que ajusta la presión de la correa en la muñeca de manera automática. ¿No te las apañas con los ojales de las correas del Apple Watch? Este sistema es justo lo que necesitas.

Otra de las grandes ideas planteadas es el teléfono que da vida a un portátil. ¿Te acuerdas de Project Linda de Razer? Pues exactamente eso, peor de Apple. Como podrás imaginar, no se ha vuelto a saber nada de la idea, pero es algo que sí podría tener bastante sentido en el ecosistema de Apple en unos años teniendo en cuenta el potencial que está alcanzando sus procesadores.

Como no podía ser de otra forma, en esta lista de ideas al aire que no llegaron a nada tenían que aparecer las gafas de realidad virtual. En Cupertino registraron una idea a su nombre que planteaba un producto basado en realidad aumentada. De esta manera los usuarios llevarían las gafas puestas y seguirían viendo lo que les rodea, con la peculiaridad de recibir contenido virtual sobre el mundo real. Es una de las ideas que más rumores arrastra desde los últimos años, por lo que puede que tarde o temprano la marca nos sorprenda con algún producto comercial.