Olvídate (de momento) de los patinetes eléctricos en Madrid: en 72 horas habrán desaparecido

Las tres empresas de patinetes eléctricos que actualmente operan en Madrid acaban de ser avisadas de que tienen 72 horas para retirar todos sus vehículos de las calles de la capital. La orden viene del propio Ayuntamiento. Así están las cosas en estos momentos.

72 horas para retirar los patinetes

El Ayuntamiento de Madrid no se ha andado con rodeos. El organismo, según informa eldiario.es, ha denegado hoy martes las solicitudes de autorización formal para operar en la capital presentadas por VOI, Wind y Lime, las tres compañías que actualmente ya andaban de hecho circulando por la ciudad.

Fuentes cercanas al área de desarrollo urbano sostenible del ayuntamiento indican al medio que la razón de este rechazo se basa en que estas empresas no obligan a sus usuarios a cumplir las actuales normativas de circulación.

patinete electrico lime en Madrid

El Ayuntamiento sostiene que en ninguna de las apps móviles de las tres empresas no hay establecidas unas zonas determinadas en las que se puede empezar o finalizar un viaje, de forma que este pequeño vehículo eléctrico puede en estos momentos circular a sus anchas por áreas que deberían estar prohibidas “como calles y espacios peatonales o grandes glorietas donde confluyen vías de múltiples carriles y con velocidad de 50 km/hora máximo“.

Parece ser que la empresa estadounidense Lime no ha entregado además toda la documentación necesaria a tiempo para la realización de las gestiones. De todas formas, tanto esta firma estadounidense, como la sueca VOI y la alemana Wind podrán volver a solicitar la autorización, siempre y cuando cumplan con la normativa, claro.

En estos momentos existen otras 15 empresas más -que se dice pronto- que están en conversaciones con el Ayuntamiento para intentar desplegar su flota de patinetes en la capital española.

Patinete eléctrico Voi en Madrid

Según apuntan uno de estos solicitantes, el órgano busca la manera de equilibrar la presencia de este medio de transporte para que no se coma a BiciMAD, el sistema de alquiler público de bicicletas de la ciudad de Madrid, de forma que la idea es establecer zonas de actuación y números de patinetes permitidos para que no se sobrepase un determinado límite. Vamos, que buscan que no se le haga competencia a su propio servicio: “Les interesa poner patinetes donde ellos no ponen BiciMAD, porque les hacemos la competencia y no les gusta”, recogen en eldiario.es.

Este responsable, no identificado, de una de las empresas de patinetes, acusa de esta forma al Ayuntamiento de querer dejar las zonas más importantes a sus bicicletas y querer desviar la actuación de los patinetes eléctricos a zonas menos rentables de la ciudad en las que no hay bicicletas.

¿Resides en Madrid y has usado alguno de estos servicios?