GPi Case 2 es la nueva carcasa para Raspberry Pi que vas a querer

GPi Case 2 es la nueva carcasa para Raspberry Pi que vas a querer

Daniel Marín

Si te encanta cacharrear como a nosotros, seguramente hayas hecho ya algún experimento con alguna que otra Raspberry Pi. De entre todas las cosas que podemos crear con estos pequeños ordenadores de bolsillo, el proyecto más típico es construir tu propia consola portátil. Y ese fue el propósito de la Retroflag GPi Case, una carcasa que salió al mercado hace ya dos años y nos permitía crear nuestra propia Game Boy original en casa, y poder emular todo tipo de juegos. La segunda versión de la carcasa más vendida para Raspberry Pi ya está aquí y tiene un montón de novedades que tenemos que contarte.

Retroflag te invita a crear la consola perfecta con tus propias manos

gpi case 2 dock

La GPi Case 2 de Retroflag se ve visualmente igual que su antecesora, pero incluye muchas mejoras que van a marcar notablemente la diferencia. En primer lugar, ya no utiliza una Raspberry Pi Zero, sino que hace uso de la Raspberry Pi Compute Module 4. Esto significa que ganaremos sustancialmente en potencia y en modularidad, ya que existen bastantes versiones de la Raspberry Pi CM4. Como punto negativo, ya no tendremos el PCB dentro del cartucho falso, sino que irá dentro de la consola.

También nos despediremos de las pilas, pues la GPi Case 2 tiene batería integrada. Concretamente, una de polímeros de litio de 4.000 mAh. Y no acaba ahí la cosa, ya que este nuevo modelo también se ha inspirado en la Nintendo Switch. Y es que vamos a poder adquirir de forma opcional una base, denominada GPi Case 2 Dock. Con este accesorio no solo vamos a poder recargar la consola, sino que además, vamos a poder dar salida HDMI a nuestro televisor con resoluciones 720p y 1080. Por tanto, podremos disfrutar de los juegos retro en una resolución superior a la que nos da ya de por sí la pantalla IPS de 3 pulgadas que integra la carcasa (y que tiene una resolución de 640 por 480 píxeles). El Dock también tiene salida USB-C y un par de puertos USB de toda la vida para que puedas conectar mandos y otros accesorios a tu gusto.

Nuevos detalles, compatibilidad y disponibilidad

Retroflag ha cuidado mucho este nuevo producto, que se ha diseñado para que se pueda montar totalmente sin herramientas. Aun así, puedes abrirla sin miedo y colocar las piezas en su interior a tu ritmo. Abrirla será más interesante si decides colocar un disipador personalizado al SoC o si usas una CM4 sin Wi-Fi y quieres añadir la tarjeta por separado. Pese a ello, lo correcto sería utilizar una Raspberry que tenga conectividad inalámbrica integrada.

Por último, se han añadido unos cuantos detalles más que a simple vista no se notan, pero son también muy interesantes, como dos gatillos en la parte trasera, que quedan muy disimulados. También tenemos ahora un control de luminosidad en forma de rueda, un pulsador para mandar la consola a reposo, un botón «turbo» y un puerto microUSB dentro de la consola (justo al retirar el cartucho falso) para actualizar el firmware de la CM4 de forma rápida y cómoda, que complementa al puerto USB-C que hay en la parte inferior de la consola.

Puedes usar esta nueva carcasa con estas variantes de la Raspberry Pi CM4:

  • CM4 Lite sin Wi-Fi
  • CM4 Lite con Wi-Fi
  • CM4 eMMC sin Wi-Fi
  • CM4 eMMC con Wi-Fi

Respecto al precio, esta carcasa está recién lanzada y solo sabemos su precio a través de Amazon USA, donde el modelo básico tiene un precio de 79,99 dólares. No hemos podido conocer todavía el precio de la carcasa junto a su dock. No obstante, estamos seguros de que no tardará mucho tiempo en llegar a España.

Fuente > Retroflag

¡Sé el primero en comentar!