Más de 500 megapíxeles, así quiere Samsung superar al ojo humano

Más de 500 megapíxeles, así quiere Samsung superar al ojo humano

Carlos Martínez

Tras ver como los sensores de 108 megapíxeles comienzan a estar por todos lados, Samsung ya tiene en mente su próximo reto en el mundo de los sensores de imagen. Y es que tal y como han compartido a través de una publicación oficial, la marca ha anunciado que ya trabaja en la creación de sensores que superen las capacidades de visión del ojo humano. ¿Cómo? Creando captores de más de 500 megapíxeles.

Pon un sensor en tu vida

Samsung Isocell

Aunque la idea general que tenemos de los sensores de imagen es la de colocarlos en teléfonos móviles para poder hacer fotos (es básicamente el principal negocio de los fabricantes), en realidad hay otras muchas aplicaciones en las que los sensores hace funciones muy diferentes dependiendo de su naturaleza.

Los sensores infrarrojos se pueden utilizar para mejorar el rendimiento de explotaciones agrícolas y otro tipo de industrias, y los modelos capaces de ver luz ultravioleta sirvan para diagnosticar cáncer de piel ayudando a diferenciar células cancerígenas de las saludables. Pero estos ejemplos tienen en común una misma limitación, y es que están limitados al rango de visión de lo que puede llegar a ver el ojo humano. Pero, ¿y si pudiéramos ver más?

Superando los 500 megapíxeles

Samsung Sensor Isocell

Esa es la idea que se ha propuesto Samsung. Teniendo en cuenta que las cámaras actuales capturan imágenes en longitudes de onda comprendidas entre los 450 y los 750 nanómetros, la idea es poder abarcar mucho más hasta lograr superar las capacidades de percepción del ojo humano, el cual se calcula que puede ver como una imagen de 500 megapíxeles.

Para ello seguirán trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías que seguirán reduciendo el tamaño del pixel, y tras conseguir sensores con píxeles de 0,7 nanómetros, la compañía seguirá investigando para alcanzar nuevos hitos, como un sensor de 600 megapíxeles. Por ahora es una idea que queda muy lejos, pero es algo que pretenden tener en mente de cara al futuro, ya que este tipo de sensores serían capaces de permitirnos ver detalles que hoy en día pasan completamente desapercibidos. Eso, unido a otro tipo de sensores como los encargados de reconocer gusto y olfato, podrían otorgar a las personas capacidades sensoriales que en muchos casos podrían estar limitadas.

Pero volvamos a tocar el suelo

Eso de los 600 megapíxeles suena increíble, pero, ¿cuándo los veremos? De momento todo parece quedarse como una idea idílica a la que le queda mucho por desarrollar. Samsung es consciente de las ventajas y beneficios que podría aportar un sensor de este tipo a muchas ramas de la industria, pero por ahora es un proyecto imposible de llevar a cabo debido a las limitaciones de la tecnología de a día de hoy.

El paso más cercano se encuentra bastante más por debajo, ya que por ahora el futuro más inmediato de la marca pasa por el lanzamiento de los nuevos sensores nonacell de 150 megapíxeles del que pronto deberíamos de saber algo al respecto.