Samsung presentará a la prima lejana de Bixby en el CES

Samsung presentará a la prima lejana de Bixby en el CES

Carlos Martínez

2019 ha sido un buen año para la inteligencia artificial, ya que gracias a la llegada de muchos dispositivos inteligentes a millones de hogares lo usuarios han aprendido a sacar provecho de estos asistentes virtuales que tanto ayudan en nuestro día a día. Pero al concepto de inteligencia artificial todavía le queda mejorar, ya que la interacción con los humanos no es del todo creíble. ¿La solución? Parece que Samsung ha dado con ella.

NEON, una inteligencia artificial con la que conversar

Dentro de un par de semanas dará comienzo el CES del Las Vegas, y en dicho evento Samsung anunciará su nuevo producto de inteligencia artificial: NEON. Al contrario de lo que podrías pensar, parece que NEON no tendrá nada que ver con la hasta ahora conocida Bixby, ya que este producto desarrollador por los laboratorios STAR (Samsung Technology & Advanced Research Labs) pretende ofrecer una “IA cercana al nivel humano capaz de hablar, reconocer y pensar”.

La descripción suena desde luego bastante futurista, y de ser así no cabe duda que será diferente no sólo a Bixby, sino a cualquier otro asistente de los que conocemos a día de hoy. El fabricante lo único que ha mostrado por ahora son una serie de teasers publicados en las difernetes redes sociales, abanderados con la misma pregunta ¿Has conocido alguna vez un artificial?

Nada que ver con Bixby

Con la idea de despejar posibles confusiones, la cuenta oficial de NEON en Twitter ha aclarado que el producto no tiene nada que ver absolutamente con Bixby, por lo que difícilmente podremos comprarlo con lo que hayamos visto hasta ahora. La duda que nos genera es qué vamos a ver exactamente en el escenario del fabricante, ya que podríamos estar hablando de un robot, un asistente en forma de holograma o cualquier otro tipo de solución futurista con el que poder poner cara a una inteligencia artificial.

El principal error de la inteligencia artificial

A día de hoy las soluciones basadas en una inteligencia artificial facilitan muchas tareas, pero no dejan de ser acciones ejecutadas con simples comandos y sin demasiadas variables. Esta sencillez resta mucho en la experiencia final, ya que prácticamente cada acción obliga al usuario a pensar la pregunta antes de lanzarla. Con una inteligencia artificial más completa y capaz de generar conversaciones podríamos conseguir comunicaciones más fluidas y completas, más allá del “apaga la luz del salón” o “qué tiempo hace hoy”.