He probado el disco SSD de SanDisk más increíble del catálogo (y con un precio que asusta)

SanDisk Desk Drive

Dentro del catálogo de SanDisk podemos encontrar un disco SSD externo bastante peculiar, y es que reúne condiciones para convertirse en el aliado perfecto de los más exigentes. ¿La razón? Una capacidad de almacenamiento gigantesca para un dispositivo de su categoría y unas velocidades de transferencia de infarto. Hemos podido probarlo, así que te vamos a contar lo mejor y lo peor de este Desk Drive.

El disco para escritorios

SanDisk Desk Drive

Su nombre lo deja bastante claro. El Desk Disk es un disco SSD portátil, pero lo más probable es que encuentre un hueco en tu mesa de trabajo para no moverse de ahí. La razón no es otra que el adaptador de corriente que necesita para funcionar, ya que son tantas las memorias las que lleva en su interior, que un simple puerto USB-C no es capaz de dar vida al dispositivo. Esto quizás le resta bastante de portabilidad, aunque como veremos más adelante, su perfil es más bien el de un disco de sobremesa que tenga la posibilidad de transportarse fácilmente.

Y es que en su interior se esconde nada menos que un total de 8 TB de capacidad, un espacio de almacenamiento que es perfecto para grandes proyectos, por lo que sumado a su espectacular rendimiento es ideal para aquellos que trabajen con edición de vídeo, imágenes de gran resolución y cualquier otro proyecto de gran envergadura.

Veloz como el rayo

Prueba de velocidad del SanDisk Desk Drive con velocidades de más de 950 MB/S

No hay dudas de que esta unidad aprovecha al máximo las capacidades del puerto USB-C, ya que según las pruebas realizadas con el software Disk Speed Test de BlackmagicDesign, hemos conseguido transferencias de 933 MB/s de escritura y 938 MB/s de lectura.

Y es que es increíblemente rápido. Paquetes de datos de 5 GB los escribe en 6 segundos, y de igual manera los lee prácticamente en el mismo tiempo, siendo especialmente cómodo trabajar con grandes archivos que requieran mucho espacio libre en disco.

No apto para todos los bolsillos

SanDisk Desk Drive

El problema de tener un disco de un tamaño tan compacto, con velocidades de escritura y lectura de infarto, y una capacidad de nada menos que 8 TB, es que se reúnen prestaciones de la más alta gama en un único producto, y eso se paga. El precio de esta unidad probada asciende hasta los 786,99 euros, lo que supone una inversión bastante importante.

Es básicamente la mayor capacidad de almacenamiento que se puede conseguir en este formato USB-C, y teniendo en cuenta el rendimiento, estamos hablando de uno de los mejores sistemas de almacenamiento portátiles pensado para profesionales.


Síguenos en Google News