Crean un brazo que poner a cargar un Tesla con una Raspberry Pi

Una Raspberry Pi para ejecutar emuladores, crear tu propio centro multimedia, algún que otro proyecto relacionado con cámaras de seguridad,… todo esto está genial, pero habrías imaginado en algún momento crear un sistema de carga autónomo para los coches eléctricos de Tesla, ¿no? Pues hay alguien que sí y lo hizo realidad.

La solución casera al brazo de carga robótico de Elon Musk

Los coches eléctricos cada vez son más populares y en particular los coches de Tesla. Estos han ido aumentado el ritmo de producción y junto a otros factores han hecho que muchos usuarios apostasen por ellos. Sin embargo, no todos los dueños de un Tesla pueden decir que cuentan con un sistema de carga tan llamativo como este. O sí, pero ese sería Elon Musk y porque es quien todos sabemos que es.

En el vídeo que ves a continuación de estas líneas aparece un sistema robótico creado por un usuario que imita en cierta manera al que pudimos ver hace ya algún tiempo por parte de la propia Tesla. Fue Elon Musk quien mostró un brazo autónomo capaz de poner a cargar uno de sus vehículos sin necesidad de que el propietario tuviese que hacer nada. Un sistema que parecía engendrado por el propio Ultrón.

Pues bien, esa idea fue la que trasladó este usuario a su manera y con las limitaciones de los medios que tenía, pero que aún así resulta muy llamativo y seguro que más de un propietario de Tesla querría tener. Porque este brazo robótico impulsado por una Rasbperry Pi 4, algunos cuantos motores y actuadores más una serie de piezas extras es capaz de llevar a cabo el proceso de conexión de la manguera de carga sin necesidad del usuario.

Gracia a una cámara y una inteligencia artificial se calcula cuán ha de ser la posición en función de la propia situación del vehículo una vez entra al garaje. Por lo que no será tan espectacular como el otro brazo, pero sí lo suficientemente autónomo como para mejorar ese proceso que todos los dueños de un coche eléctrico han de realizar para poder tener la batería lista cuando vuelvan a necesitar coger el coche para ir a algún sitio.

Un sistema sólo para auténticos manitas

Como habrás podido ver también en el vídeo, el responsable de este llamativo proyecto basado, como no podía ser de otro modo, en una Raspberry Pi 4 cuenta con conocimientos avanzados en todo esto. De no ser así no hubiese sido posible encontrar una solución que parece sencilla, pero no es así.

Es más, si pones atención al mismo podrás ver cómo no hay sólo una Raspberry Pi 4 sino que intervienen otros pequeños componentes como sensores de proximidad, una lámpara que ilumina la conexión de carga del vehículo, control de la posición del brazo mediante unas guías motorizadas, etc., etc.

Es decir, es algo mucho más complejo de lo que podría parecer al inicio porque incluso se hace uso de una IA que ayuda a desplazar el brazo de carga hasta la posición adecuada para su correcto encaje. Y también es evidente que no se trata de una solución perfecta, se puede mejorar mucho. Especialmente en temas de velocidad. Aunque si no hay intención de coger el coche hasta pasado un buen rato o al día siguiente tampoco es un problema.

No obstante, lo más interesante es que igual este tipo de proyectos anima a algún fabricante a realizar algún tipo de accesorio similar. Y eso que no es fácil, sobre todo si se busca que sea algo universal. Sin contar que los propios propietarios deberían fiarse. Porque a más de uno le daría un micro infarto si llegan y ven al brazo golpeando la carrocería debido a que no encuentra dónde conectar la manguera de carga.