Nuevo SSD de Sabrent: la unidad de almacenamiento soñada

Las unidades de almacenamiento SSD han ido evolucionando a un ritmo tan bueno que hoy en día parece impensable que alguien apueste sólo por discos duros mecánicos. Sin embargo, uno siempre se puede optar por propuestas como esta de Sabrent que te gustará por especificaciones, pero no por precio.

Una unidad de altísima capacidad

La evolución de las unidades SSD no sólo ha permitido que la experiencia de uso de numerosos dispositivos haya mejorado notablemente gracias a sus mayores velocidades de lectura y escritura comparado con los discos duros mecánicos tradicionales. También que los precios poco a poco vaya bajando, aunque a veces por temas de minado de criptomonedas y otras variantes es complicado lograr un coste por gigabyte tan atractivo como el de las unidades HDD.

Aún así, este sector sigue creciendo y mejorando. La última prueba de ello es la reciente unidad de almacenamiento SSD de Sabrent. La Rocket XTRM-Q es una de esos discos que cualquier usuario desearía tener, especialmente si es de los que mueven una gran cantidad de datos a diario. Por ejemplo, sería una unidad idónea para trabajar con todo el material que captura la Blackmagic Pocket Cinema Camera 6K, cuyos archivos pueden llegar a pesar varios giras para unos pocos minutos.

¿Qué tiene de especial esta unidad SSD? Pues para empezar está su capacidad: 16 TB. Es cierto que ahí hay truco pues se trata de dos unidades de 8 TB en una configuración RAID, pero aún así no deja de ser sorprendente.

Claro que lo más llamativo para ese trabajo con archivos pesados son las velocidades capaz de lograr en escritura y lectura. Las unidades SSD M.2 NVMe que integra son capaces, a través de una conexión Thunderbolt 3, de lograr hasta 2.500 MB/s.

Ese sería el máximo rendimiento cuando se configura en modo RAID 0, pero si se hace uso de alguno de los modos adicionales que ofrece como RAID 1 o JBOD las velocidades bajan a unos no menos interesantes 1.400 MB/s. Velocidades que igualmente están genial para trabajar de forma exigente sin temor a perder datos (RAID 1).

El único problema: el precio

Hasta aquí todo está genial y seguro que muchos ya empezaron a soñar en cómo sería trabajar con una unidad de estas donde no tienes ni problemas de espacio ni tampoco cuellos de botella por su parte, pero hay que hablar del precio.

La Rocket XTRM-Q de Sabrent es una unidad de almacenamiento SSD de alto rendimiento y eso hay que pagarlo, por lo que si te quieres hacer con sus 16 TB tendrás que pagar alrededor de 3.000 euro dólares por ella.

¿Un precio justo? Pues lo cierto es que es alto, pero no es para nada desproporcionado. Para que puedas tener una idea del valor, ampliar un MacBook Pro de 13″ con chip M1 con una unidad de 2TB SSD tendrían un coste adicional de 690 euros. En el modelo MacBook Pro de 16″ con procesador Intel los 8TB SSD cuestan 2.530 euros.

Así que no está nada mal, aunque pocos darán el salto y se harán con una unidad de este tipo a menos que lo tengan muy claro. Pero no por ello podemos negar que es la unidad SSD con la que soñamos muchos.