Stadia: No sabemos cuánto cuesta, cuándo sale, ni qué juegos tendrá, pero lo nuevo de Google es alucinante

El futuro de los videojuegos no es una consola. Así de claro y rompedores han sido en Google con el anuncio de lo que hasta ahora conocíamos como Project Stream. Popularmente conocida como la consola virtual de Google, el producto tiene ya nombre, se llama Stadia y pretende revolucionar el mundo de los videojuegos.

¿Qué es Stadia? Juega a videojuegos sin consola

Se trata de un nuevo servicio de Google que permitirá jugar a videojuegos en cuestión de segundos, sin necesidad de consola y necesitando únicamente conexión a internet. Sólo bastará disponer de un dispositivo con navegador Chrome o un Chromecast para que el servicio nos permita jugar a un juego de última generación.

¿Recuerdas cuando usaste YouTube por primera vez? Tenías a tu disposición vídeos de cualquier tipo en cuestión de segundos como por arte de magia, pues esa es la misma experiencia que pretende traernos Stadia.

¿A qué resolución jugaremos?

Google Stadia

Stadia permitirá jugar desde su lanzamiento a juegos con una resolución 4K a 60 imágenes por segundo con efectos HDR y con sonido envolvente, es decir, igualando el rendimiento que podríamos conseguir con un PC de alto rendimiento y superando el de las consolas de última generación. Y eso será sólo el principio, ya que el servicio podría escalar ofreciendo juegos en 8K y 120 imágenes por segundo.

Google Stadia

¿Por qué es el futuro de los videojuegos?

Imagina que estás atendiendo el streaming de una conferencia del E3 y presentan un tráiler de un nuevo juego. Te parece alucinante y te encantaría poder jugarlo cuanto antes. Pues sí, con Stadia sería posible. Sólo tendrías que pulsar el botón de jugar que aparecería al final del vídeo y en sólo cinco segundos estarías en la pantalla de bienvenida del nuevo juego. Listo para jugar.

Pero eso Google no lo ha inventado…

No. Actualmente ya hay servicios que permiten jugar sin necesidad de hardware específico. Está GeForce Now de NVIDIA o RainWay. Por el camino se quedaron algunos como OnLive, que acabó siendo comprada por PlayStation y que ahora da vida a PlayStation Now, que aunque requiere una PS4 o un ordenador para su funcionamiento, más o menos es el servicio en streaming que más suena en estos momentos. Y tiene que llegar Project xCloud de Microsoft, la propuesta con el sello de Xbox que por ahora parece el rival más importante para Stadia.

¿Hay que comprar algún hardware?

Google Stadia

Para disfrutar de Stadia no hace falta adquirir ningún tipo de hardware siempre que cuentes con un mando USB en casa y un dispositivo con navegador Chrome o una pantalla con Chromecast. Aún así Stadia cuenta con su propio mando, un periférico bastante peculiar que cuenta con botones extra con los que activar funciones bastante atractivas.

El mando con conexión WiFi de Stadia

Google Stadia Mando

Lo primero que llama la atención de este gamepad es que su conexión se realiza a través de la red WiFi. La razón no es otra que reducir el tiempo de respuesta del servidor, ya que en lugar de interactuar con la pantalla que tengas delante, el mando estará enviando las instrucciones directamente al servidor que ejecuta el juego (los datacenters de Google). La teoría dice que con estas características el rendimiento será superior siempre y cuando usemos el mando oficial en lugar de uno compatible, aunque habrá que comprobarlo el día que el servicio esté disponible.

Google Stadia Mando

Además de los clásicos sticks, la cruceta, los gatillos y los dos botones típicos de select y start, encontraremos un botón de captura que se encargará de compartir capturas y clips de nuestras partidas directamente a YouTube, mientras que el botón del asistente se encargará de llamar al Asistente de Google para solicitar ayuda o pistas en el momento. Cuenta con puerto USB y un micrófono integrado, además de puerto de auriculares.

¿Qué especificaciones técnicas dan vida a Stadia?

Google ha llegado a un acuerdo con AMD para desarrollar una plataforma gráfica a medida para sus servidores. El resultado es una GPU personalizada pensada específicamente para un datacenter basado en Vulkan y Linux que cuenta con las siguientes características técnicas:

CPU

● CPUs x86 personalizadas a 2,7 Ghz con AVX2 SIMD

GPU

● GPUs AMD personalizadas
● 56 Unidades de computación
● 10,7 Teraflops
● Memoria HBM2 integrada

API gráfica

● API Vulkan de alto rendimiento con gráficos 3D en tiempo real.

Memoria

● Un total de 16 GB de memoria compartidos entre VRAM y RAM con un rendimiento de hasta 484 GB/s

Con la inteligencia artificial no te harán falta guías ni trucos

Google Stadia

El botón del asistente se encargará de activarlo para escuchar nuestras órdenes, y su servicio puede ser más útil del que podrías pensar. En la demo mostrada en la conferencia, enseñaron una partida a Tomb Raider en la que el jugador no sabía cómo continuar. Por suerte, el asistente nos ofreció la respuesta tras preguntarle “¿Cómo salgo de esta tumba?”, ya que mostró un vídeo con la acción que tenía que hacer Lara para continuar con el progreso de la partida.

¿Qué ventajas ofrece jugar en la nube?

Las ventajas que Stadia ofrece respecto al método tradicional de jugar con hardware físico en forma de consolas son bastantes. Por un lado, volveremos a los métodos inmediatos de jugar. ¿Recuerdas cuando todo se simplificaba a insertar un cartucho y comenzar a jugar? Se acabaron las largas instalaciones y las molestas actualizaciones. Todo recaerá en el lado del servidor, y el jugador únicamente se limitará a hacer lo que mejor hace: jugar. Si el juego recibe actualizaciones o nuevas versiones, será el servidor el que se encargue de ponerse al día, y el jugador simplemente se limitará a jugar.

Gracias al potencial de Stadia podremos continuar la partida cuando queramos y donde queramos, y además existe la posibilidad de compartir el avance de una partida con un amigo para que este pueda seguir por dónde la dejaste. Es algo tan sencillo como compartir un enlace de YouTube. Algunas de las funciones más llamativas que podremos hacer con el servicio con las siguientes:

  • Iniciar un juego de manera instantánea
  • Seguir la partida la partida desde cualquier dispositivo
  • Jugar a 4K al mismo tiempo que retransmitimos en directo en 4K
  • No dependemos de ningún hardware con el que poder jugar a máxima calidad
  • Podrás unirte a partidas multijugador que estés viendo en ese momento sea cual sea el juego
  • Podremos compatir una partida guardada en un preciso instante con un simple enlace

¿Qué conexión necesito para jugar?

Google ha sido bastante claro a la hora de aclarar los requisitos necesarios para poder jugar con Stadia. Según el gigante, para poder jugar en 4K a 60 imágenes por segundo necesitaremos una conexión de 25 mbps, un acceso a internet que por ahora tendrá que ser en una red local o a través de una red WiFi, ya que las actuales conexiones 4G no permitirían ofrecer el rendimiento que requiere el servicio. Si no estabas especialmente ilusionado por la llegada del 5G, ahora tienes una razón de peso.

Juega donde quieras

Google Stadia

Otro de las grandes ventajas de la nube es la de poder continuar la partida sin importar el dispositivo en el que estemos. Sólo tendremos que iniciar sesión y ejecutar el juego para que la partida continúe justo dónde la dejamos, pudiendo seguir desde un teléfono, la televisión o un ordenador portátil. La duda está en cómo los teléfonos móviles podrán responder ante la conexión necesaria para jugar con la conexión de datos. Está claro que el 5G juega un papel fundamental en estos escenarios.

¿Qué juegos van a estar disponibles?

Aquí es donde comienzan las malas noticias, aunque al menos, será algo temporal. Google no ha dado detalles todavía sobre qué juegos estarán disponibles en el servicio, aunque para ser exactos, sí ha confirmado que DOOM Eternal estará disponible. Matar a demonios en 4K a 60 imágenes por segundo desde cualquier dispositivo podría ser suficiente para muchos, pero el lanzamiento de una nueva plataforma de juegos debe de estar respaldada por un catálogo con sustancia, así que por ahora habrá que esperar nuevas noticias. El gigante ha comentado que será en verano cuando sepamos más al respecto, así que todo apunta a que el E3 será el marco idóneo para saber más al respecto.

En la presentación, los juegos que se han podido ver o relacionar con el servicio son Shadow of the Tomb Raider, DOOM Eternal, Rime, NBA 2K19 y Asssassin’s Creed Odyssey.

¿Qué ganan los desarrolladores con Stadia?

La idea de Google es unir a los jugadores con los desarrolladores en una plataforma donde todos salgan ganando. En el lado de los usuarios está bien claro pero, ¿qué ocurre con los desarrolladores? Como podrás imaginar, para dar vida a un sistema con este rendimiento se necesita una infraestructura gigantesca, y ahí es donde Google pretende abrir sus puertas a los desarrolladores. La buena noticia es que no se está limitando a grandes compañías, sino que anima a cualquier desarrollador que se apunte al programa de devs que han abierto hoy mismo.

¿Cuánto costará jugar con Stadia?

Otra de las incógnitas que rodea al servicio es qué precio tendrá. Hay dudas de si Stadia funcionará como la tienda de aplicaciones de la Play Store o si por el contrario será un servicio de pago por subscripción. En el primer caso, sería algo así como un lugar donde todo el mundo puede acceder y donde se paga por los juegos como una sencilla tienda virtual, mientras que en el segundo pagaríamos una subscripción al mes con el que disfrutar de todo el contenido disponible, al más puro estilo Netflix (había que decirlo).

Esas dudas se resolverán en los próximos meses, así que seguiremos atentos a noticias relacionadas al respecto. Nosotros desde luego apostamos más por lo segundo, que tendría bastante más sentido.

¿Cuándo podremos jugar con Stadia?

No, tampoco hay fecha de lanzamiento, pero al menos sí sabemos que Stadia cobrará vida este mismo 2019. Tampoco estará disponible de manera global, aunque Google ha confirmado que aterrizará en un primer despliegue en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y gran parte de Europa. Veremos si España está dentro de los planes.

¿Van a desaparecer las consolas?

No tan rápido. Aunque Stadia luce espectacular y realmente esperanzador para los amantes de la tecnología, en la práctica los más exigentes podrían encontrar algunas pegas a la hora de jugar. Según las primeras pruebas realizadas por Digital Foundry al servicio, Stadia está devolviendo un tiempo de respuesta de unos 160 milisegundos, un retardo que resulta impensable para alguien que juegue a juegos de manera competitiva.

Esto podría limitar el uso de Stadia a determinados juegos, además de complicar la experiencia en multijugador, donde a veces el tiempo de reacción es clave para llevarse la victoria. Sabiendo que el rendimiento depende de los servidores y que estamos hablando de Google, es posible que este tiempo se vaya reduciendo gradualmente a medida que el sistema evoluciona, sin embargo, a día de hoy, más allá de qué juegos estarán disponibles o cuánto costará Stadia, la gran pregunta que nos hacemos es si será capaz de sustituir a la consola de siempre. Y la respuesta por ahora parece ser no,