Tasa de refresco en pantalla, ¿qué es y qué ventajas aporta?

Con una pantalla capaz de llegar a una tasa de refresco de 90Hz, Oneplus quiere marcar diferencias con su recién presentado OnePlus 7 Pro. Algo con mucho sentido pues, la pantalla, es el elemento con el que más interactuas a lo largo del día. Pero, ¿Qué es exactamente el refresco de pantalla? ¿Qué ofrecen el resto de propuestas? ¿Es un beneficio real?

Qué es la tasa de refresco de pantalla

Frencuencia refresco pantalla

La tasa de refresco de pantalla define la frecuencia con la que una pantalla actualiza el número de imágenes que muestra por segundo. Este concepto difiere con el de fps o fotogramas por segundo, que seguro estás más acostumbrado a oir.

Mientras los fps indican el número de imágenes que hay por cada segundo de vídeo, la frecuencia de refresco incluye también las imágenes que se repiten en dicho segundo hasta alcanzar el valor indicado en Hercios (Hz).

En la actualidad, la mayoría de teléfonos móviles ofrecen una tasa de refresco de 60Hz, y sólo propuestas puntuales, como el Razer Phone o Asus Rog Phone, han incluido pantallas capaces de funcionar a 120Hz y 90Hz respectivamente. Eso no implica que sean el máximo que se pueda conseguir.

En monitores para ordenador, los paneles con una tasa de refresco de hasta 144Hz cada vez son más populares entre los gamers. También hay algunas pantallas que alcanzan hasta los 240Hz e incluso 480Hz, pero no son lo habitual. Nuestros ojos, según estudios, ven un máximo de unas 220 imágenes por segundo. Así que fabricar algo que sea capaz de mostrar tantas imágenes no se aprovecharía y no tendría mucho sentido.

Ventajas y desventajas de pantallas con una tasa de refresco alta

Tasa refresco en pantalla

Volviendo al tema de la tasa de refresco en teléfonos móviles, este tipo de pantallas tienen ventajas y desventajas como era de esperar. Aunque también es importante que el sistema operativo y las aplicaciones juegan un papel fundamental.

Una tasa de refresco alta afecta a la fluidez con la que percibimos el uso de las aplicaciones y sistema operativo. Cuando se logra mostrar un número de imágenes iguales al de la tasa de refresco, y por encima de 60Hz, la experiencia mejora notablemente. Si no es así, entonces ocurre lo contrario y, por ejemplo, al arrastrar un elemento por la pantalla verás se queda atrás.

Test refresco pantalla

En testufo.com puedes acceder a una prueba con la que veréis claro esto que os explicamos.

En el caso del OnePlus 7 Pro, el fabricante ha trabajado para ofrecer un panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución QHD+ y una tasa de refresco que alcanza los 90Hz. Con estos valores, la calidad, fluidez y respuesta táctil de la pantalla sube de nivel.

Todas las animaciones, transiciones, cambios de menús y por supuesto la reproducción de contenido multimedia y videojuegos optimizados se vuelven más suaves, realistas y mejoran la sensación de inmersión. Si has visto, por ejemplo, las pantallas del Razer Phone (120Hz), Asus ROG Phone (90Hz) o iPad Pro (120Hz) sabrás de qué hablamos.

Por tanto, una mayor tasa de refresco siempre es una buena noticia a nivel de experiencia visual. El problema es que también existen desventajas, y es el motivo por el que muchos fabricantes de gama alta aún no han decidido usarlas.

El gran inconveniente de estas tasas de refresco es el consumo de recursos. Para que el dispositivo dibuje más imágenes en pantalla ha de trabajar más gráficamente. Por tanto, a mayor uso de CPU y GPU más rápido se consumirá la batería.

Razer Phone 2

Por ese motivo, siendo un gran beneficio a nivel visual, la mayoría de fabricantes no arriesga. La buena noticia es que los nuevos procesadores no sólo son más potentes y capaces de lidiar con estas tasas de refresco, también más eficientes. Esto permite controlar mejor el consumo energético, pudiendo cada fabricante decidir si quiere o no incluir la tecnología.

En resumen, ¿merece la pena este tipo de pantallas? La respuesta es sí, pero no son imprescindibles. Quien tenga o haya tenido una pantalla capaz de funcionar con altas tasas de refresco y contenido compatible coincidirá, la experiencia se vuelve mejor.