Netflix muestra la noche como nunca antes la has visto en su última miniserie

Las últimas tecnologías en cámaras están permitiendo cosas como las que se pueden ver en el último documental de naturaleza de Netflix. La tierra de noche muestra a través de seis capítulos cómo es la vida durante ese periodo de oscuridad. A través de imágenes espectaculares nos muestran una realidad que muchos desconocemos y que se logra gracias al uso de cámaras nocturnas y los últimos avances en tecnología de imagen.

Imágenes que parecen de día, grabadas en plena noche

La nueva mini serie de Netflix, La tierra de noche, es una de las producciones originales más interesantes de la plataforma en estos momentos. No por la repercusión que podrá tener su contenido, aunque el tema es muy atractivo, sino por el despliegue técnico. Si ya el capítulo de Juego de Tronos: La larga noche impactó por su oscuridad, aquí es que directamente se está grabando con un nivel de luz prácticamente igual a cero.

A través de seis capítulos se muestran durante la noche distintos lugares del planeta. La sabana, el fondo del mar e incluso lo que ocurre en las ciudades cuando el sol se oculta y, aquí sí, hay algo más de luz artificial. Si te atraen los documentales de naturaleza, merece la pena verlo. Pero es por ese punto de vista tecnológico y despliegue técnico por lo que nos llamó la atención.

Cámaras para ver cuando no hay luz

La evolución de las cámaras, sensores y todo lo que está relacionado con la tecnología de imagen ha evolucionado mucho durante los últimos años. Tanto que incluso en nuestro bolsillo somos capaces de tener una cámara capaz de ver cuando no hay luz.

Exacto, el popular modo noche (como se conoce normalmente) de los smartphones permite a través de la captura de larga exposición, la toma de varias fotografías y los distintos algoritmos de procesador, obtener fotos detalladas de escenas donde hay muy poca luz. Pero hacer una foto no es lo mismo que un vídeo.

Si recuerdas, cuando Sony lanzó su serie A7 s uno de los aspectos que llamó la atención fue su gran rendimiento con sensibilidades altas. Tanto que muchos las probaron para grabar con sólo la luz de la luna y hubo resultados muy llamativos. Pero esa no sería la única cámara que mejoraría su rendimiento con poca luz, es más, era una cámara para el mercado de consumo. Así que la industria profesional seguía avanzando.

La SPI X27 ya fue otra cosa, una cámara muy avanzada en dichos temas que ofrecía un sensor con una resolución de 10MP y la capacidad de grabar vídeo a resolución HD y 60 Hz. Aunque el gran dato de la cámara era su opción de llevar el valor de sensibilidad ISO máximo a los 5 millones. Gracias a eso, no sólo se podía grabar con muy poca o casi inexistente luz, sino que daba paso a la grabación de vídeo nocturno a color.

Pues este mismo fabricante ya cuenta con una nueva versión que permite grabación de vídeo UHD. Aunque no basta con eso, en los créditos del documental se ve como ha participado también un experto en la reducción de ruido. Y es que la edición de un material de este tipo no hace ser nada sencilla. Ese trabajo de cámaras es lo que realmente da valor a la producción, porque al principio choca, pero mezcla de forma muy coherente distintas técnicas de imagen como la visión nocturna, la fotografía con poca luz y extras imágenes nocturnas a color.

Por todo esto, el nuevo documental de Netflix va un paso más allá y muestra unas imágenes nocturnas de gran calidad. Así que te recomendamos verlo, y si tienes un televisor capaz de mostrar contenido HDR y negros lo más profundos posibles más aún. La tierra de noche es una miniserie para disfrutar de la oscuridad.