Toshiba “mete” una unidad SSD en una tarjeta casi tan pequeña como una MicroSD

Toshiba ha presentado una nueva unidad de almacenamiento o, mejor dicho, una forma diferente de “añadir” una unidad SSD en dispositivos móviles u ordenadores que ocupará poco más que el espacio de una tarjeta MicroSD. Así es la nueva XFMEXPRESS.

Unidades SSD del tamaño de una MicroSD

Las unidades de estado sólido ya son algo habitual. Es más, deberían ser algo básico e imprescindible ya a la hora de configurar un nuevo equipo o actualizarlo. Porque el cambio en rendimiento que ofrece una unidad SSD frente a un disco duro convencional es tan significativo, que no se entiende cómo hay quien aún no hace uso de ellas.

De todos modos, volviendo a nuestro tema, Toshiba acaba de de presentar un nuevo formato NVMe SSD o forma de “meter” una unidad SSD en un ordenador o dispositivo móvil. Y ojo, ocupando un espacio que sólo será algo más grande y grueso de lo que ocuparía una tarjeta MicroSD.

Toshiba XFMEXPRESS

El nuevo formato o tarjeta recibe el nombre de XFMEXPRESS, y sus dimensiones son de 18 x 14 x 1,4 mm. Es decir, comparativamente con una MicroSD la diferencia es prácticamente nula. Eso sí, para las nuevas tarjetas de Toshiba hace falta un socket que sí aumenta el espacio necesario.

De igual modo, el espacio total que ocupa la nueva tarjeta de Toshiba y su socket es menor que el necesario para unidades SSD de 2,5” e incluso unidades en formato M.2. Además, con soporte para el estándar de conexión PCIe 4.0, el rendimiento de estas unidades podría estar a la par de las actuales o incluso superar a ciertos modelos. Es más, según el fabricante, el rendimiento sería similar a las unidades BGA SSDs. Esto significa que podrían alcanzar velocidades de lectura y escritura alrededor de los 2.250 MB/s y 1.700 MB/s en modo secuencial si es compatible con la cuarta generación de este tipo de unidades BGA.

Sí habrá que ver hasta qué punto soportan usos intensos, si afectan más o menos temas como las altas temperatura u otros aspectos técnicos, pero igualmente son una propuesta atractiva y gran alternativa para unidades clásicas tipo eMMC o UFS que muchos dispositivos móviles y algunos ordenadores portátiles.

Por último, si conocer su rendimiento, comportamiento y durabilidad es importante también lo es su precio. Como es lógico, este tipo de avances no siempre es económico en sus inicios. Por lo que su implementación de forma masiva podría no ser algo inmediato. O lo que es lo mismo, a las unidades SSD actuales y discos en formato M.2 aún les quedan muchos años por delante. Pero, al menos, la propuesta de Toshiba con su XFMEXPRESS ya está ahí. Y de cara a esa miniaturización y portabilidad que tanto se busca resulta interesante.