¿Por qué la Xiaomi Band 7 cuesta más cara?

Xiaomi ha sido, tradicionalmente, la marca que muchos hemos asociado con productos tecnológicos que llegan al mercado con una relación precio-calidad imbatible: dispositivos muy capaces, con un diseño cuidado y que, sin embargo, se mantenían por rango de coste a años luz de la competencia premium que siempre hemos considerado que eran los Apple, Samsung, etc. Ahora, con el lanzamiento de la Xiaomi Band 7 ese mito parece que se cae. ¿Qué ha pasado?

Un paso más, pero más caro

Los chinos han hecho oficial el lanzamiento de su mejor pulsera de actividad hasta la fecha, la Xiaomi Band 7 y nos han dejado una mala noticia al descubrirnos que su coste será de 59,99 euros. Ya, ya sabemos que de inicio hemos tenido una promoción que nos la ha dejado en 49,99 durante 48 horas, a partir de su puesta a la venta el 22 de junio, pero si no te acogiste a ella, lo siguiente que puedes hacer es soltar esos casi 60 euros para tenerla.

Xiaomi Band 7.

O al menos a nosotros nos lo parece, acostumbrados a lo que hemos venido disfrutando de los chinos en los últimos años con cada nueva generación de Mi Band que llegaba al mercado. Recuerda que la primera generación apenas tenía un precio de 20 euros, que se mantuvo también con la Xiaomi Mi Band 2, pero a partir de ahí, la cosa ya fue elevándose progresivamente con las Mi Band 3, 4, 5 y 6: 29,95, 34,95, 34,95 y 44,99 euros, respectivamente.

Si miramos el precio de 59,99 euros de esta Xiaomi Band 7, en realidad nos damos cuenta que continúa esa línea ascendente de los últimos años y, si a eso le añadimos el actual panorama de inflación desbocada, podemos encontrar cierta explicación a esos 15 euros de más que nos vamos a encontrar en las tiendas. Aunque, por supuesto, la marca asiática deja de ser ya referencia como producto asequible para todos los bolsillos.

Así que con este panorama, es obvio que la respuesta surge sola: ¿merece la pena adquirir este nuevo modelo si tenemos el anterior?

Xiaomi Mi Band 7 frente a la Mi Band 6

Lo cierto es que de un modelo a otro la cosa cambia ligeramente, pero quizás no lo suficiente como para saltar justo desde la generación anterior, la pulsera Mi Band 6. Y es que si ponernos cara a cara los dos últimos modelos de pulseras inteligentes de Xiaomi, encontramos diferencias, pero tal vez no tan acusadas como para justificar que nos lancemos a por ella. Son estas:

  • El diseño es prácticamente el mismo, apenas se diferencian por lo que, por esta razón, no merece la pena el cambio.
  • La pantalla sí es distinta con un panel AMOLED de 1,62 pulgadas en el caso de la Xiaomi Band 7, un poco más grande que la del modelo del año pasado que era de 1,56.
  • La resolución también aumenta con la Xiaomi Band 7 y pasa de los 152×486 del modelo del año pasado a los 192×490 del nuevo.
  • La batería también mejora con la Xiaomi Band 7, que contará con una pila de 180 mAh. frente a los 125 de la Xiaomi Smart Band 6.
  • Eso nos lleva a que la autonomía aumente de los 7 a los 9 días de uso ininterrumpido.
  • Por último, los modos predeterminados de entrenamiento deportivo también mejoran ya que el software de la Xiaomi Band 7 alcanza los 120 tipos diferentes, frente a los apenas 30 del modelo del año pasado.

En caso de que no tengas una pulsera de actividad o poseas una generación anterior a la 6, la cosa cambia bastante, ya que en el primer caso, sí que seguimos recomendando su compra al 100% (es más cara, sí, pero sigue siendo un precio imbatible respecto a la competencia) y en el segundo, posiblemente también notes entonces un salto cualitativo que merezca la pena.

¡Sé el primero en comentar!