Este tanque teledirigido está construido con una Raspberry Pi

Este tanque vitaminado con una Raspberry Pi está fabricado con piezas hechas con una impresora 3D y se puede controlar de forma remota a través del mando de una Xbox. Y lo mejor de todo, es un proyecto que vas a poder realizar por ti mismo sin tener que invertir mucho dinero. Por si te animas a hacer algo así estas vacaciones.

Fabrica tu tanque Panzer con una Raspberry Pi

Cuando eres pequeño cualquier juguete tiene potencial para ofrecer horas y horas de diversión, pero hay que reconocer que algunos tienen un potencial especial. Por ejemplo, los vehículos teledirigidos siempre han ofrecido ese plus de diversión que tanto gusta. Al menos, hasta que se acaba su batería y hay que esperar a que se vuelva a cargar para poder seguir jugando.

Al ir creciendo hay cosas que van cambiando, pero cualquier dispositivos con un control remoto que puedas manejar a tu antojo sigue siendo igual de divertido o incluso más. Así que, si a todo esto le sumas la posibilidad de poder construirlo por ti mismo, pues mejor que mejor. Y para no caer en el típico coche, qué te parece fabricar un tanque panzer con una Raspberry Pi.

Pues eso es lo que hizo Mellow Fire, un usuario del que ya hemos hablado en alguna ocasión debido a que es el responsable de otros interesantes proyectos como un dispensador de jabón automático. Aunque viendo que Amazon lanzó su propio dispensador con soporte para Alexa, o lo actualiza o igual perdió cierto atractivo.

Volviendo al proyecto que nos interesa, el tanque Panzer construido por Mellow Fire tiene diferentes puntos interesantes. El primero de ellos es que cualquiera podría fabricarlo pues los componentes son fáciles de conseguir. Básicamente sólo se necesita una Raspberry Pi Zero W, un par de motores, una batería y algún que otro elemento más que permita luego mover todo.

Claro que lo mejor de todo es que la propia estructura del tanque se puede imprimir haciendo uso de una impresora 3D. De modo que sólo tienes que descargar el diseño realizado por Tim Clark y ponerte manos a la obra.

Una vez lo tengas sólo tienes que conectar cada componente y hacer uso del software que también está disponible para todo usuario interesado en este proyecto con una Raspberry Pi. Uno que, además, tiene como extra la posibilidad de ser controlado mediante el uso de un mando de consola. Gracias al gamepad de la Xbox podrás manejarlo a tu antojo por la casa o por allá donde quieras usarlo. Eso sí, ojo dónde lo metes porque no deja de ser un juguete y tiene sus limitaciones.

Todo lo necesario para hacer tu tanque Raspberry Pi

¿Interesado en fabricar tu propio tanque con una Raspberry Pi? Pues bien, como te decíamos antes, aquí tienes todo lo necesario para llevar a cabo este proyecto:

Una vez tengas los componentes, en la página de GitHub de FireMarshMallow está todo el software necesario para hacer funcionar el tanque, controlarlo remotamente y también para poder añadir una cámara con la que poder incluso capturar aquello que el tanque «vería».

Sin duda, un proyecto divertido para uno y también para los más pequeños de la casa. Porque eso de controlar de forma remota cualquier vehículo siempre es divertido. Además, puede servirte de base para otros proyectos futuros.

Todos los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlos se ha tomado para facilitar el llevar a cabo el proyecto y bajo criterio editorial, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.