4 fiascos de Nintendo que merece la pena recordar

Nintendo tiene a sus espaldas muchos de los grandes éxitos de la historia de las consolas y los videojuegos. Pero para dar con la tecla, también hay que sufrir el amargo sabor de la derrota. En una entrevista a Reggie Fils-Aimé, el antiguo CEO de Nintendo of America estuvo comentando algunos de los productos que la compañía nipona lanzó al mercado y no terminaron de cuajar. En este caso, no se refirió a consolas o a videojuegos en concreto, sino a dispositivos y software que Nintendo diseñó de cara a la innovación y a la realidad virtual. Estos son algunos de los inventos que la compañía diseñó y que no llegaron a funcionar como esperaban.

Los inventos de la Gran N que no llegaron a buen puerto

Estas son las propuestas niponas que fueron un fiasco para la marca.

Nintendo Labo

Nintendo Labo fue la apuesta de Nintendo para combinar lo clásico y lo moderno utilizando los videojuegos. Combina la Nintendo Switch con pliegues de cartón que se pueden modelar para hacer periféricos para la consola.

No se puede decir que Nintendo Labo haya tenido malas ventas. Sin embargo, Reggie considera que no ha llegado a cumplir el objetivo que Nintendo tenía en mente. Según el antiguo CEO de Nintendo América, Labo era una oportunidad única para introducir las consolas en las aulas de cara a la educación STEM. También las Labo VR tenían como objetivo extender la experiencia de la realidad virtual de una forma diferente. Y en cierta medida, todavía sigue siendo una asignatura pendiente. No obstante, Reggie considera que todavía hay tiempo para que Nintendo cumpla ese objetivo.

Virtual Boy

Virtual Boy.

Lanzado en 1995, Nintendo se adelantó demasiado a la realidad virtual con este dispositivo que no llegó a estar ni un año en el mercado. Este casco simulaba un efecto de profundidad, pero no tenía suficiente potencia todavía para mover entornos tridimensionales.

Según Reggie, pese a que Virtual Boy fue un fracaso (vendió menos de 800.000 unidades), Nintendo demostró que iba por el buen camino poco después, cuando pusieron el mercado patas arriba con Super Mario 64. Años más tarde, la Gran N no se ha rendido en este campo, pues tenemos grandes ejemplos como las tarjetas de realidad aumentada para Nintendo 3DS o el exitoso Pokémon GO. Virtual Boy simplemente llegó demasiado temprano.

Pictochat

pictochat

Sobre el papel, Pictochat pintaba muy bien. Era una aplicación que venía integrada en el sistema de Nintendo DS, y con el que podías interactuar enviando mensajes o dibujos en distintas salas. El problema es que solo funcionaba vía Wireless, es decir, con otras consolas que tuvieras a menos de 10 metros. Y claro, en esos casos, casi que es mejor hablar en persona.

Cuando salió Nintendo 3DS, Nintendo hizo como si Pictochat nunca hubiera existido. Y nos consta que nadie lo ha echado de menos.

Wii Vitality Sensor

Wii Vitality Sensor

Se puede decir que Nintendo se anticipó a las pulseras de actividad y los smartwatches. Pero no les salió bien. El producto fue presentado por Satoru Iwata en el E3 de 2009. Era como una especie de sensor SpO2 de dedo que se conectaba al WiiMote a través del conector.

Nunca se supo cómo iba a integrarse dentro de los videojuegos. Según Reggie, este sensor fue uno de los muchos experimentos que hizo la compañía de cara a ampliar su población de jugadores, aunque tampoco soltó más datos sobre este misterioso periférico.

Vía > CNET

¡Sé el primero en comentar!