Activision confirma lo evidente: Call of Duty genera mucho dinero y tendremos nueva entrega en 2021

Como cada año, Activision Blizzard ha publicado los resultados financieros pertenecientes al ciclo anual y a último trimestre con la idea de seguir informando sobre su estado económico y sus próximos planes. Y una vez más, la franquicia Call of Duty es la niña mimada de la casa. Y co nrazón.

Un juego que genera millones

WarzoneModern Warfare y Black Ops Cold War han conseguido incrementar las ventas en nada menos que un 40% respecto al pasado año, unas cifras que mejoran en gran medida los resultados de la franquicia, pero que también se han visto beneficiadas por el primer año de la versión para móviles de Call of Duty y el aterrizaje del esperadísimo Warzone, el cual además es completamente gratuito.

Con Call of Duty sube todo, y en resumidas cuentas, la franquicia ha logrado un beneficio neto de 3.900 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 77% respecto al mismo periodo del año anterior, lo cual es una absoluta locura.

Más Call of Duty

Torneo Call of Duty Mobile

Y claro, a la gallina de los huevos de oro no hay que dejarle de darle de comer, así que como era de esperar, Call of Duty tendrá una nueva entrega en este 2021. Así lo ha confirmado la propia Activision en la llamada para los inversores, asegurando que «la experiencia Premium de la franquicia llegará a finales de año». Es algo completamente obvio (imagina que un año no saliera el FIFA), pero que Activision ha querido confirmar en su llamada de manera cordial y casi protocolaria.

La duda estará ahora en qué desarrollador será el encargado de dar vida a esta nueva entrega. En los últimos años, la compañía ha ido entregando la batuta de mando a diferentes compañías, siendo siempre tres las elegidas para los proyectos: Sledgehammer Games, Treyarch e Infinity Ward.

¿Quién se encargará de desarrollarlo?

Call of Duty Modern Warfare

Este ciclo anual se vio obstaculizado por la repetición de Treyarch como encargado de desarrollo, ya que Black Ops Cold War volvió a caer en sus manos junto a Raven Software. Tras esta última entrega, el nuevo trabajo debería de haber recaido en alguna de las dos compañías restantes, y los rumores apuntan a que la premiada será Sledgehammer.

Es importante mencionar, que tras terminar Call of Duty: WWII, Sledgehammer Games sufrió un 2018 bastante delicado, viéndose obligado a despedir a muchísimos empleados, y no volvió a contratar a 150 nuevos desarrolladores hasta que llegó el 2020. Con esta nueva reestructuración y nuevo equipo, será interesante ver qué son capaces de hacer, aunque teniendo en cuenta cómo se ha visto afectada la industria en los últimos meses, seguro que este nuevo empezar no ha debido ser para nada fácil.