Todo el mundo quiere jugar a Call of Duty: Warzone

Todo el mundo quiere jugar a Call of Duty: Warzone

Carlos Martínez

Call of Duty: Warzone es ya todo un éxito. Activision ha anunciado que su esperadísimo nuevo modo ha alcanzado nada menos que los 6 millones de descargas en sus primeras 24 horas, por lo que puede hacerte una idea de la increíble acogida que ha tenido este nuevo modo gratuito.

Una zona de guerra muy transitada

La cifra es espectacular. Gracias a que el juego se puede descargar gratuitamente en PS4, Xbox One y PC, la franquicia Call of Duty ha conseguido llevar su peculiar battle royale a lo más alto. En las primeras 24 horas de vida, Warzone ha sido descargado por nada menos que 6 millones de jugadores, una cifra que, aunque suene espectacular, todavía lo es más si lo comparamos con otros hitos anteriores.

Si recuerdas, cuando EA lanzó por sorpresa Apex Legends, los jugadores se abalanzaron sobre el nuevo título de manera desmesurada, alcanzando los 2,5 millones de jugadores en sus primeras 24 horas. Como podrás comprobar, Warzone casi ha triplicado esta cifra, por lo que el fenómeno del battle royale de Call of Duty es ya todo un éxito.

Como siempre, tras este primer despunte descomunal, quedará por ver cómo los desarrolladores mantendrán distraídos a los jugadores con nuevos eventos y retos, algo que Fortnite ha sabido gestionar muy bien y con lo que mantiene un número importante de fieles seguidores. ¿Conseguirá Call of Duty mantener primeros puestos con el tiempo?

Las mejores armas para conseguirlo

Warzone ha incluido una serie de novedades que están gustando entre los usuarios. Además de incluir el sistema de ping que ya introdujo Apex Legends, el battle royale de Call of Duty ha sabido utilizar elementos de su propio modo multijugador como las ventajas de campo, rachas de bajas y la posibilidad de comprar equipamiento. Pero si hay algo que ha sorprendido es el llamado Gulag, que permitirá al jugador disponer de una segunda oportunidad para volver al campo de batalla.

Esto hace que las partidas sean más entretenidas y mucho más dinámicas, eliminando el molesto momento de caer al mapa y acabar en el suelo a los pocos segundos de comenzar la partida. Este y otros muchos detalles demuestra que el trabajo realizado en este modo está hecho a conciencia, por lo que podríamos estar hablando de un battle royale que podría madurar muy bien con el tiempo. Ya veremos qué dirá el tiempo y si Fortnite ha encontrado por fin un rival que sepa estar a la altura.