Cómo cambiar la fuente de tu TV con el mando de Xbox

Las actuales televisiones que tenemos en casa se han convertido en verdaderas navajas suizas que, cuando tenemos que cambiar la fuente a través de la que estamos viendo algo, se convierte en un suplicio: de la televisión por cable a la app de streaming sin olvidarnos de la consola de videojuegos. ¿En cuál estamos? ¿Por qué tardamos tanto en seleccionar la nueva? Si quieres agilizar ese proceso con tu Xbox, ojo al sistema que Microsoft tiene escondido en sus consolas.

Un toquecito y… ¡a jugar!

Exactamente eso es lo que ha pensado Microsoft para facilitarnos el acceso a la Xbox sin mirar en qué entrada de la televisión nos encontremos. La idea es con solo pulsar un botón, la Smart TV entienda que queremos comenzar a jugar y le damos la orden para que se vaya a la entrada HDMI donde tenemos puesta nuestras Xbox One o Xbox Series X|S. Además, el botón que usaremos es uno tan característico como ese redondo con la «X» en medio que se ilumina cuando encendemos la consola (sabemos su nombre, pero no es cuestión de repetirlo tanto).

Para activar esta función tenemos que verificar que nuestra consola está actualizada a la última versión y, después, dentro del apartado «General», seleccionar «TV y opciones de pantalla». Una vez dentro, justo debajo, veréis «Control de dispositivos» así que pulsamos el botón A del gamepad allí para que os aparezca (en español) esta pantalla que tenéis justo debajo.

Controla la entrada AV con el mando de Xbox.

Ahora tenéis que hacer dos cosas importantes. La primera es activar la casilla de verificación de «HDMI-CEC» para que os aparezca como clicable la siguiente, que es la de «Cambiar la entrada de tv con el controlador». En este punto, decir que no manejaremos con el gamepad de Xbox todo el sistema de conexiones de la tele, sino solo el de la consola, de tal forma que al pulsar en el botón Xbox conseguiremos ir al canal directamente, sin tocar el mando a distancia de la propia Smart TV.

Eso sí, este proceso necesitará reiniciar la consola, por lo que si andáis a medias con alguna partida, cuidado no sea que perdáis algún progreso importante.

HDMI-CEC, ¿qué es eso?

Ahora bien, detrás de este recurso mágico de nuestros HDMI se encuentra una tecnología que lo mismo no has escuchado hablar de ella y es la de CEC, que viene a significar algo así como «control de productos electrónicos de consumo» (Consumer Electronics Control) y que, como indica claramente su nombre, nos facilita manejar la televisión a través de ese conector de audio y vídeo.

Ahora bien, para poderlo hacer funcionar sin problemas es importante verificar que nuestra televisión está equipada con esta tecnología, así que tenemos dos caminos para saberlo: por un lado mirar en las especificaciones del producto, bien en internet, bien en el manual de información que traía, o acudir al menú de configuración para comprobar si tenemos alguna opción HDMI-CEC en los ajustes. Si es así, verificad que está activa y en caso de que no sea así, hacedlo en ese preciso instante.