13 minutos no son nada: completan Elden Ring en apenas 9, ¿cómo?

13 minutos no son nada: completan Elden Ring en apenas 9, ¿cómo?

José Luis Sanz

Esa costumbre de terminarse los juegos a la carrera no es exclusiva de los títulos más antiguos, los retro, sino que es una práctica que atrae a aquellos jugadores que, por la razón que sea, ven como un reto llegar cuanto antes al final de un videojuego. Y está claro que Elden Ring llama la atención porque acabarse la historia en menos de 10 minutos parece una proeza al alcance de unos pocos privilegiados. ¿O tal vez no?

Menos de 9 minutos de partida

Elden Ring es, seguramente, uno de los títulos más importantes que han llegado en 2022 al panorama de los videojuegos y por eso se ha convertido en objeto de todo tipo de retos por parte de la comunidad. Y los speedrun son uno de ellos aunque en este caso las técnicas que se utilizan para realizarlos son bastante tramposas, aunque no podemos negar que se llevan a cabo con las armas que el mismo título de FromSoftware pone en nuestras manos.

Un speedrun clásico consiste en coger un Super Mario Bros (por ejemplo) y jugarlo a la carrera sin detenernos ante ningún enemigo. El objetivo último es llegar al final cuanto antes, batiendo todos los récords del mundo establecidos. Con Elden Ring ha ocurrido lo mismo pero la dificultad marca un punto extra de complicación que algunos jugadores han sabido cómo saltarse para que deje de tener importancia.

Es por eso que en el speedrun que tenéis más arriba no vais a encontrar ni un solo combate mientras el protagonista corre despavorido por los escenarios del juego, ya que la idea es alcanzar el final lo más rápido posible. Y los segundos que puede quitarnos un enfrentamiento contra un adversario son preciosos a la hora de fijar el que parece será el récord del mundo durante algún tiempo: 8 minutos y 56 segundos.

Un speedrun con trampillas

Ahora bien, no solo obviando los combates contra los enemigos conseguimos alcanzar el final en menos tiempo, sino que Elden Ring tiene otro detalle que permite a los jugadores recorrer enormes distancias sin apenas esfuerzo e incluso saltar desde zonas altísimas sin que al caer nuestro héroe sufra daño alguno. Ha sido gracias a este recurso que Distortion2 ha vuelto a rebajar su anterior marca, situándola por debajo de los 9 minutos. Es decir, más de tres respecto de los 12 invertidos hace apenas unos días.

Ese fallo se llama zip glitch y lo que provoca es que si realizamos un movimientos concretos mientras bloqueamos, la animación hace como si se rompiera disparando a nuestro héroe por el mapa hasta el otro extremo. Eso nos permite superar grandes áreas infestadas de enemigos sin siquiera acercarnos a ellos y, lo más importante, llegar al final del juego sin apenas esfuerzo.

Elden Ring, de FromSoftware.

Cuando echéis un vistazo a este speedrun comprobaréis que solo existe un combate en toda la partida y que, como seguramente hayáis adivinado, pertenece al enemigo final del juego. Sin derrotarlo no existe la posibilidad de completar Elden Ring, de ahí que sea necesario alcanzarlo con mucho tiempo por delante para luego acabar con él… aunque de nuevo este zip glitch vuelve a echarnos una mano porque es posible llevar al final boss debajo del escenario de juego para que muera al instante.

Es cierto que el speedrun se sirve de las herramientas que nos ofrece el juego, aunque sean errores garrafales, por lo que no deberíamos invalidarlo, ¿o crees que un récord conseguido de esta forma es tan legítimo como otro cualquiera?

¡Sé el primero en comentar!