Después de 8 años, este speedrunner consigue el récord de Super Mario 64

Después de 8 años, este speedrunner consigue el récord de Super Mario 64

Carlos Martínez

Posiblemente este sea uno de esos buenos ejemplos que sirven para demostrar que la paciencia, el entrenamiento y la constancia te llevarán a conseguir muchas de las cosas que te propongas. Si no, que se lo pregunten a Ryan Reeves, conocido en las redes como Simply, un speedrunner que llevaba nada menos que 8 años intentando conseguir el récord mundial de las 120 estrellas de Super Mario 64.

120 estrellas en poco más de hora y media

Ya hemos visto anteriormente como los adictos a los speedruns conseguían completar Super Mario 64 en tiempos ridículos con la ayuda de glitches y errores ocultos en el juego. Pues bien, también hay speedruns más legales que se limitan a seguir las instrucciones del juego para completarlo tal y como lo harías en la normalidad, aunque claro, bastante más rápido de lo que podría hacerlo cualquier mortal.

Simply es conocido por retransmitir en directo largas partidas a Super Mario 64 mientras busca el récord mundial del speedrun completo del juego. De hecho, su afán por conseguirlo comenzó hace 8 años, momento en el que sus partidas intentaban llegar a lo más alto de la tabla, pero lamentablemente nunca al primer puesto. Hasta ahora.

7 horas de trabajo

Super Mario 64 Speedrun

La sesión fue cuando menos desesperante, ya que tras llevar 4 horas jugando e intentando hacer buen tiempo, un mal salto hizo que Mario cayera al fondo del mapa y reseteara la partida. Perder vidas es lo peor a lo que se puede enfrentar un speedrunner, ya que esto suma segundos extra a la partida y afecta al tiempo final del récord. Sí, con esto queremos decir que los speedrunners suelen completar los juegos normalmente sin caer vencidos y sin perder ni una sola vida, pero de eso hablaremos otro día.

El caso es que nuestro protagonista no se dio por rendido, comenzó una nueva partida cronometrada, y el resto es historia. 1 hora, 30 minutos y 28 segundos después derrotaba a Bowser y comenzaba a llorar para anunciar a sus padres que lo había conseguido. ¿El qué?, exclamó su madre. El récord del mundo.

Un juego de 1996 que sigue siendo alucinante

Otro de los detalles que podemos ver en este curioso récord es que un juego de 1996 mantenía obsesionado a nuestro protagonista desde hace ocho años. Viendo las muchas pantallas y escenarios con los que cuenta Super Mario 64, podemos contemplar que estamos ante un juego que ha envejecido fantásticamente, y que sigue siendo tan divertido y espectacular como lo fue cuando fue lanzado en su día.

Lo mejor es que los últimos rumores apuntan a que posiblemente veamos la remasterización de Super Mario 64 para Nitnendo Switch, así que estamos deseando saber si esto ocurrirá finalmente para ver cuántos speedrunners se atreven con la nueva versión.