Juegan a DOOM en una pantalla de 0,7 pulgadas

Juegan a DOOM en una pantalla de 0,7 pulgadas

Daniel Marín

¿Ultrawide o normal? ¿LED IPS, AMOLED o VA? ¿Y cuántas pulgadas? Elegir un monitor para jugar a videojuegos es una decisión que a muchos se les atraganta porque casi hay que tener un graduado para comprender lo que estamos comprando. Sin embargo, un usuario de YouTube ha nadado a contracorriente montando su juego favorito en una pantalla muy poco convencional.

La moda del modding de consolas

Los gamers siempre están buscando la mejor pantalla para disfrutar de sus videojuegos. Elegir un panel con buena resolución y tamaño ya no lo es todo, ya que no hay que olvidar la tasa de refresco o la tecnología asociada al propio monitor.

Claro, pero estamos hablando de jugadores normales y corrientes. Hay por ahí otros chiflados cuya prioridad no es la de jugar cómodamente, sino más bien llevar sus juegos favoritos a la consola más extraña posible. Si les mola la carcasa de la Game Boy, nada ni nadie les va a convencer de que no pueden meter dentro hardware capaz de emular una Wii. Esto se conoce en el mundillo como modding, y hay publicadas guías para hacer todo tipo de locuras. Desde crear tu propia máquina de recreativas con una Raspberry Pi para jugar en casa hasta construir una GameCube portátil y de bolsillo.

Juegos en 0,7 pulgadas. Un experimento extraño a la vez que curioso

De este último grupo es Mr. Volt, un youtuber que publica en su canal vídeos de cómo construye todo tipo de gadgets, robots y todo tipo de locuras utilizando impresoras 3D, láser y todo tipo de herramientas que tiene en su taller.

En su último proyecto, Mr. Volt se ha propuesto jugar a varios juegos de PC en una pantalla del tamaño de una moneda de dos céntimos de euro. Todo empezó porque descubrió por casualidad en AliExpress una pantalla de 0,7 pulgadas con resolución 1080p y tecnología OLED. El diminuto display tenía un precio disparatado de 275 dólares. El motivo es que ese tipo de componentes están diseñados para introducirlos dentro de aparatos médicos, no para hacer quimeras imposibles y jugar a videojuegos. Pero… ¿Qué son 275 dólares comparado con la satisfacción de jugar a Doom con un microscopio y crear todo un viral?

En un principio pensó que no podía permitirse el precio, pero unas semanas más tarde acabó cancelando un proyecto que tenía en mente y se animó a comprar la pantalla.

Una vez la recibió en casa, se dio cuenta que debía construir algún tipo de carcasa para proteger el display, ya que el panel era tan ínfimo que, con solo manipularlo, podría romperlo. Para ello diseñó un soporte de madera y un pequeño marco de plástico. Se ayudó tanto de su cortadora láser como de su impresora 3D.

Una vez lo tuvo montado, solo tuvo que conectar su pequeño invento al PC. Probó varios videojuegos, aunque por problemas técnicos solo pudo rescatar los clips de Doom Eternal. El resultado que obtiene es bastante interesante, aunque no es apto para hipermétropes, pues la distancia que separa la vista de este genio de su invento es apenas un palmo. Aún así, afirma que la calidad y resolución del panel es tan grande que no le importaría pasarse el juego al completo en su creación.

¡Sé el primero en comentar!