DoomCaptcha, o cómo matar demonios para demostrar que eres humano

DoomCaptcha, o cómo matar demonios para demostrar que eres humano

Carlos Martínez

Los captchas con aburridos, molestos y se sienten como una pérdida de tiempo, sin embargo, son necesarios para evitar la presencia de bots en internet. Pero, ¿cómo podríamos mejorar la experiencia de los usuarios humanos? Con DOOM, evidentemente.

DOOM como captcha

Eso es lo que pensó Miquel Camps, un programador freelance que se inspira en los videojuegos para muchos de sus trabajos. Su web personal está llena de ejemplos de currículum interactivos basados en juegos conocidos, como Age of Empires, DOOM, Zelda, Super Mario y muchos más. Pero si hay un trabajo que ha llamado especialmente la atención es este método de autenticación captcha basado en DOOM.

Y es que estamos ante un cuadro interactivo que podremos colocar en nuestra web y el cual nos requerirá una tarea muy sencilla: acabar con los cuatro demonios Imp que aparecen en un tiempo límite. Si lo consigues, podrás continuar con el proceso, y si el tiempo se agota, deberás de volver a empezar, no pudiendo continuar con la navegación web.

Para ello tendremos que usar el ratón y llevar el punto de mira hasta los Imps que vayan apareciendo, una tarea con el tiempo bastante limitado, ya que tendrás que darte bastante prisa para completarlo. Más que un detector de humanos, diríamos que es un detector de amantes de los shooters.

Lo mejor es que su creador ha incluido el inconfundible código secreto IDDQD, un código que en el DOOM original te permitía evitar todo tipo de daño (invencible) y que en esta ocasión te permitirá pasar el captcha en el momento que teclees el código en el ordenador.

Una idea de éxito

La idea de este captcha tan peculiar ha gustado tanto, que hasta el propio John Carmack le ha dado me gusta en Twitter, por lo que su creador no puede estar más contento. Eso sí, la idea no deja de ser un experimento que busca dar un toque divertido al método de seguridad, aunque como su propio creador asegura, sería bastante sencillo de evitar analizando el código.

Un programador sin descanso

Sólo hay que echar un ojo a la web de Miquel para comprobar que es un auténtico programador de esos que no deja descansar a su creatividad. En su web vivirenremoto podrás encontrar muchísimos juegos inspirados en personalidades de internet y otros videojuegos de siempre, consiguiendo resultados muy llamativos y entretenidos.

No sabemos de DoomCaptcha llegará a tener alguna utilidad real, pero desde luego ha conseguido acaparar la atención de muchos. Seguro que más de uno pagaría por tener que acabar con los Imps antes que detectar patrones de semáforos o bicicletas ocultas en imágenes imposibles de reconocer. Por no hablar de esas letras y números jeroglíficas… Menos mal que ya se ven cada vez menos.