Calientan una NES en una plancha eléctrica para batir un speedrun de Dragon Quest III

Calientan una NES en una plancha eléctrica para batir un speedrun de Dragon Quest III

Carlos Martínez

Hemos visto infinidad de artimañas con las que conseguir rebajar milésimas de segundo el tiempo total a la hora de completar un juego, pero lo de hoy es algo que nunca podríamos imaginar. ¿Calentar una Famicon (NES en Europa) para activar un glitch? Eso es justo lo que están haciendo algunos speedrunners de Dragon Quest III.

El glitch de Dragon Quest III

Dragon Quest III Glitch

Dragon Quest es un mítico RPG que en todas sus ediciones asegura aventuras interminables que aseguran horas y horas de juego. El problema de estos juegos interminables es que para los speedrunners suponen un duro hueso de roer, por lo que tratan de buscar la manera de recortar minutos y hasta segundos con tal de conseguir el récord del mundo.

Con Dragon Quest III no iba a ser menos, y desde hace unos meses un glitch está ayudando enormemente a todos aquellos que se proponen completar el juego en el menos tiempo posible, y es que un complejo truco permite conseguir el nivel 99 del personaje en los primeros comienzos de la partida. Pero, ¿cómo se consigue?

El fundamento del truco está en corromper la memoria interna del cartucho. Dicha ROM se encarga de almacenar la partida guardada con la ayuda de una batería interna (recuerda que por entonces no existían las tarjetas de memoria ni la nube), y al parecer, si se logra corromper, el jugador es capaz de comenzar la partida con los valores de las stats por todo lo alto.

Una combinación de botones

Dragon Quest III Glitch

El truco parece estar en una combinación del botón de reinicio y el de apagado, ya que pulsando los botones en el orden y el tiempo adecuado, la memoria interna del cartucho se colapsa, y al volver a encender la consola, el juego comienza a mostrar textos sin formatos y corruptos hasta el punto de poder manipular las estadísticas del personaje para conseguir la máxima puntuación anda más comenzar el juego.

Perfeccionando la técnica con temperatura

Dragon Quest III Glitch

Pero la gente detrás de este método decidió no quedarse con los brazos cruzados, y tras cientos de pruebas y test con decenas de modelos de consolas, han logrado descubrir que aplicando una temperatura concreta a la consola son capaces de manipular el estado de la memoria interna para aplicar el glitch.

Este método evita tener que usar la combinación de botones y reinicios de la consola, y es por eso por lo que algunos speedrunners están usando planchas eléctricas y bolsas de congelación para manipular la temperatura interna de la consola son la idea de lanzar el glitch en el momento deseado.

¿Ha funcionado?

Por el momento parece que todo ha funcionado tal y como se esperaba, ya que los tiempos del speedrun se han visto reducidos hasta las 22 horas y 7 minutos, un nuevo récord que baja desde los 22:22 que se mantenía invicto hasta ahora. Y pensar que hace unos años algunos tenían por lastres luces rojas de su Xbox 360…