Hackers roban el código fuente de FIFA 21 y lo ponen a la venta

Hackers roban el código fuente de FIFA 21 y lo ponen a la venta

Carlos Martínez

Un grupo de hackers ha atacado los servidores de EA llevándose consigo un botín bastante importante, y es que al parecer han logrado hacerse con el código fuente de FIFA 21 y de su motor gráfico, Frostbite, por lo que otros juegos también estarían implicados en la filtración. ¿Qué ha pasado exactamente?

FIFA en fuera de juego

FIFA 21

Unos piratas informáticos han realizado un ciberataque llevándose consigo más de 780 GB de datos entre los que se encontrarían el código fuente de FIFA 21 y varias herramientas de desarrollo, como el motor Frostbite, utilizado en FIFA, pero también en otros juegos como Battlefield, Star Wars: Battlefront y otros muchos más juegos de EA y DICE.

Los peligros que acechan

FIFA 21 Xbox Series X

Puede que robar el código fuente de un juego no sea algo que te llame especialmente la atención, pero en realidad esconde muchísimos peligros que podrían afectar a miles de usuarios, ya que cualquiera con los archivos en su poder podría ejecutar numeras acciones con muy malas intenciones.

Tal y como ha comentado Jan Vojtesek, investigador de malware de Avast, poseer el código fuente permitiría crear herramientas y trucos que se aprovechen de algunas funciones del juego no pensadas originalmente por los desarrolladores (esto afectaría inmediatamente la experiencia de uso entre los jugadores del juego), y también podría servir para estudiar a fondo el código fuente, encontrar errores y aprovecharlos para instalar malware a aquellos que tengan el juego pirateado y no estén atentos a nuevas actualizaciones de seguridad.

«Los ciberdelincuentes se aprovechan de objetivos que les proporcionen un buen retorno de la inversión por su trabajo. Por eso, muchos de ellos apuntan a grandes corporaciones y empresas conocidas para realizar ataques de ransomware y robo de datos. En este caso, FIFA 21 es un juego muy popular dentro de la franquicia con una sólida base de clientes, y esto puede ser aprovechado por los atacantes de diferentes maneras para obtener beneficios, por ejemplo vendiéndolo a la competencia o a empresas de hacking de juegos que podrían utilizar el código fuente para buscar bugs y crear herramientas de estafa, pedir un rescate, modificar el código e insertar malware para infectar a quienes lo compren pirateado.

Según los mensajes publicados en foros de hacking clandestinos, parece que los delincuentes pretenden vender la «capacidad de explotar todos los servicios de EA». El código fuente es una versión del software informático que suele ser mucho más fácil de leer y comprender que la versión final de un producto acabado, y podría utilizarse para realizar ingeniería inversa en partes del producto. El código fuente del motor podría tener un valor significativo para un desarrollador sin escrúpulos, o para aquellos que hacen códigos de trucos y hacks para los juegos»

El botín está a la venta

Al parecer, los ladrones han colocado ya el producto en algunos foros de la Deep web, y están ofreciendo los 780 GB de datos a los interesados, imaginamos que, a cambio de dinero, ya que solicitan contactar por mensaje privado para más detalles. Veremos si este suceso afecta de alguna manera a los juegos, aunque el principal peligro podría estar en el lanzamiento de los futuros títulos, que podrían ser vulnerables a posibles ataques. De momento no hay información sobre el robo de algún juego sin anunciar, pero no descartamos la posibilidad.