Lo que le faltaba a Fornite: demandan a Epic por el Castillo Coral

Lo que le faltaba a Fornite: demandan a Epic por el Castillo Coral

Carlos Martínez

Está claro que a Epic Games le ha mirado un tuerto. Vale, es cierto que en todo el tema de Apple, Google y la descarga de Fortnite es la propia Epic Games quién se ha buscado el problema al violar las condiciones y reglas de las tiendas de aplicaciones, sin embargo, un nuevo suceso ha rizado el rizo aún más en toda esta situación.

El famoso Castillo Coral

Fortnite Atlantida

La temporada 3 de Fortnite dio paso a un nuevo evento en el que las aguas de la isla volvieron a su cauce, y los terrenos y zonas del mapa que habían sido inundados volvieron a salir a la luz, dejando ver además zonas que hasta ahora desconocíamos por completo. Una de estas zonas es el Castillo Coral, una ciudad sumergida que recuerda a la historia de la Atlántica y que permitió a los jugadores disfrutar de un nuevo castillo bastante peculiar.

Este castillo recibía el nombre de Coral Castle en inglés, algo sencillo y obvio viendo el origen del mismo, pero que lamentablemente ha metido en problemas a Epic Games por una sencilla razón: ya existía un castillo de coral en la vida real. Sí, tal y como lees.

¿Dónde está el Castillo Coral?

Fortnite Atlantida

Ubicado en Florida, este peculiar monumento fue construido por Ed Leedskalnin entre los años 1923 y 1951, y a día de hoy funciona como un auténtico museo que es visitado anualmente por muchos viajeros de la zona. El motivo de la demanda no es por dar vida a un castillo con motivos marinos, sino por usar un nombre idéntico al real.

Castillo Coral real

Y es que tal y como apuntan en la demanda, ambos castillos comparten características similares, como son los motivos naúticos, estructuras de castillos, pareces de castillo y objetos fabricados en piedra. Por todo eso, y por evocar un espacio centenario con aspecto misterioso “infringe claramente la marca registrada del Castillo Coral”.

¿Qué va a hacer Epic?

Fortnite Atlantida

Teniendo en cuenta la rocambolesca situación, probablemente los abogados de la compañía sean capaces de torear la situación y hacer ver al juez que el museo de Florida está buscando simplemente una inyección de dinero por algo completamente trivial (hay que recalcar que el museo se encuentra actualmente cerrado por la situación actual).

Aún así, Epic podría también zanjar el tema abonando una cantidad acordada con el museo, y es que ahora que vende complementos de Fortnite por su cuenta, seguro que con ese 30% recuperado le sobra para pagar a un museo remoto de Florida. ¿verdad?

*Nota al lector: todos los enlaces de Amazon que aparecen colocados en el texto pertenecen a un programa de afiliados con la marca que nos permite obtener pequeños beneficios con tus compras. Todos los enlaces se han colocado de manera libre y sin ningún tipo de petición por parte de las marcas.