Esta Game Boy girada 90 grados es algo que Nintendo debió hacer

Esta Game Boy girada 90 grados es algo que Nintendo debió hacer

José Luis Sanz

No hará falta decir que con el paso de los años las modas van cambiando y las costumbres se adaptan a lo que gusta en cada momento. Y Game Boy es hija de su época, de unos finales de los años 80 y principios de los 90 donde revolucionó por completo el juego portátil llevándolo a unos niveles nunca vistos hasta ese instante. Así que marcó el camino para muchos con su diseño vertical y sus miles de juegos disponibles.

De vertical a horizontal

Game Boy llegó a las tiendas en el año 1989 con un diseño revolucionario y un nuevo concepto que permitía como gran novedad el intercambio de juegos a través de cartuchos. Ni qué decir tiene que su factor de forma vertical ha trascendido todas las fronteras culturales que podamos imaginar y hoy en día es un mito con el que cientos de millones de personas de todo el mundo crecieron, disfrutando como auténticos locos pegados a juegazos como los Tetris, Super Mario Land, etc. ¿A quién no le parece hasta natural esa disposición de elementos con la pantalla en la parte superior y los botones y la cruceta justo debajo?

Pero, ¿qué ocurriría si se altera el orden de esos factores y transformamos Game Boy en una consola con orientación horizontal? Eso, en ciertos sistemas llevaría a que una pantalla panorámica se viera de forma distinta, pero en el caso de esta Game Boy no se produce percepción errónea alguna porque la relación de aspecto de su panel es prácticamente 1:1, es decir, completamente cuadrada, por lo que los juegos no dejarán de verse de forma distinta.

Aun así, es interesante ver cómo ha quedado el resultado de este prototipo que bien hubiera podido ser una alternativa al diseño final que disfrutamos hace 30 años. En este caso, además, no echamos en falta nada, ningún botón ni conector, porque este modelo tiene salida de cascos, luz de encendido, rueda de volumen y hasta puerto de expansión para conectarla a otras consolas y permitir el juego multiplayer.

Snug Boy.

Dos carcasas fueron sacrificadas

Este modelo de Game Boy no solo es un nuevo enfoque al viejo diseño de Nintendo, respetando todas sus medidas exteriores, sino que incorpora varias mejoras sustanciales. Por ejemplo en la pantalla, que está creada con un kit modificado IPS con una claridad, definición e iluminación que permiten ver el juego sin problemas, bajo cualquier condición de luz. O la batería que incluye y que nos hace olvidarnos de aquellas cuatro pilas AA necesarias para tener unas pocas horas de entretenimiento.

Para construir este modelo de Game Boy, eso sí, se han necesitado dos carcasas de la consola original, que han permitido a Obirux crear esa nueva orientación horizontal del prototipo. Ni qué decir tiene que tanto la cruceta, como los botones A y B y Start y Options, o el switch de encendido y la rueda de volumen se han cogido de una de las consolas sacrificadas para mantener la misma coherencia con la máquina original.

Viendo el buen aspecto que tiene y la configuración de juego con los controles a ambos lados de la pantalla solo queda preguntarnos si Nintendo se planteó alguna vez un diseño parecido y, de haberlo hecho, cuán cerca estuvimos de verla en las tiendas. ¿No os parece que tiene una pinta genial?