Crean una Game Boy Camera casera del tamaño de un cartucho con la lente de un iPhone XR

Game Boy Mini Camera

La Game Boy Camera fue uno de los mejores, sino el mejor, accesorio de Nintendo para su consola portátil. Convirtió a la pequeña consola de bolsillo en una herramienta de creatividad increíble con la que miles de usuarios hacían fotos y se divertían capturando momentos de su vida, y aunque la calidad distaba mucho de lo que podríamos llamar una foto, la magia del dispositivo se encargaba de olvidar todo lo demás.

Así es la Game Boy Mini Camera

Game Boy Mini Camera

Esta peculiar creación es fruto del trabajo de Christopher Graves, un entusiasta de la fotografía con Game Boy que tras muchos años realizando proyectos con la peculiar cámara de Nintendo, ha logrado dar vida al que para él es la mejor configuración posible.

El trabajo se basa en el cartucho programable de Martin Refseth, al cual tuvo que hacer ingeniería inversa para poder trabajar a fondo con él. También se apoyó en la Game Boy Camera original, consiguiendo fusionar ambos productos y equipando el cartucho con un componente clave: la lente del iPhone XR.

Lente de iPhone XR

Tras muchas pruebas y muchas compras a través de AliExpress, Graves llegó a la conclusión de que la cámara del iPhone XR sería perfecta para capturar las imágenes de la misma manera que lo hacía la Game Boy Camera original. Además, le permite conseguir un cuerpo compacto que no supere el grosor de un cartucho original, y es que con la ayuda de impresión 3D, ha creado una carcasa en forma de cartucho de Game Boy en la que ocultar las dos placas PCB y los cables.

El resultado es un cartucho que aparentemente es idéntico a los originales de Game Boy, ya que cuenta con el escalón de bloqueo para la Game Boy original. También dispone de un switch con el que poder seleccionar el software original de Game Boy Camera o un software casero con el que disfrutar de más opciones para hacer fotos.

¿Se puede comprar?

De momento su creador no tiene unidades de esta Game Boy Mini Camera, y aunque tiene en mente la posibilidad de poner a la venta algunas unidades, no tiene todavía claro cómo ni cuando hacerlo. Lo que sí parece más viable es la posibilidad de descargar los archivos de diseño y de montaje del accesorio, algo para lo que tendrías que conseguir además un sensor y un chip de la Game Boy Camera original que funcione perfectamente.

No será fácil, obviamente, pero con un poco de suerte podrás tener tu proyecto de distracción para el verano.

Fuente: The Game Boy Camera
Vía: The Verge


Síguenos en Google News