1.000 vídeojuegos allá donde estés: el éxito de GeForce Now

Cantidad no es sinónimo de calidad, pero alcanzar la cifra de los 1.000 videojuegos disponibles en un servicio como GeForce Now no es algo que por el momento haya conseguido nadie. Así que hay que darles su mérito y recordar que fueron de los primeros y siguen siendo relevantes.

GeForce Now y su inmenso catálogo de juegos vía streaming

Cuando inició el periodo de beta GeForce Now demostró que su tecnologías de transmisión de juegos a través de internet funcionaba muy bien. Lógicamente había aspectos a mejorar, porque nada sale redondo a la primera, pero daba una buena muestra de cómo podría llegar a funcionar en un futuro.

Con el paso de los meses no sólo fue ofreciendo mejor rendimiento y experiencia de juego cuando la conexión a internet del usuario cumplía los requisitos mínimos que la compañía exigía, también empezaba a crecer en cuanto a títulos disponibles, plataformas compatibles, etc.

Todo iba viento en popa a toda vela, hasta que llegó la versión final del servicio y ahí comenzaron los problemas. Los acuerdos a los que había llegado con diferentes estudios de desarrolladores y publishers se tambaleaban y muchos comenzaban a sacar sus juegos de la plataforma. También la llegada de nuevos actores como Google Stadia, xCloud de Microsoft, etc., tenían su punto de culpa. Porque el juego desde la nube se iba afianzando y nadie querría dejar pasar la oportunidad de sacar tajada.

Aún así Nvidia siguió trabajando, aclarando la forma en la que los juegos estaban en su plataforma y bajo qué condiciones, etc. Eso le permitió seguir aumentando un catálogo de títulos que hoy ya ha alcanzado los 1.000 videojuegos.

Doblando en número de juegos en sólo 18 meses

Las cifras de GeForce Now nunca fueron realmente malas, al menos de cara a lo que como usuario se percibía. Porque se podía acceder al servicio de forma gratuita como de pago. La opción por suscripción era y sigue siendo la más interesante porque te aporta ventajas y privilegios, pero para partidas ocasionales la gratuita es más que suficiente.

Además, algo que siempre habíamos recalcado. y que resultaba interesante era el hecho de que podías acceder a los juegos que ya hubieses comprado o conseguido a modo de regalo en plataformas como Steam y Epic Games Store. Estos son realmente los grandes socios y responsables de dicho logro también.

El no tener que pagar doblemente por un mismo título que tienes para otra plataforma (ordenadores con Windows, Linux o Mac) supone una gran ventaja competitiva. Una jugada bien trenzada que le da esa abrumadora ventaja frente a los 270 juegos que tiene actualmente Xbox Game Pass, los casi 200 de Stadia o los cien aproximadamente de Amazon una o PlayStation Now.

Así que, si sumas la posibilidad de disfrutar de GeForce Now en dispositivos móviles iOS y Android, ordenadores con cualquier sistema operativo o set top box como las propias Nvidia Shield, está claro que como mínimo merece la pena probarlo si aún no lo has hecho.

Y sí, de nuevo cantidad no implica calidad, pero en el resto de plataforma también hay muchos juegos que jamas jugarás por un motivo u otro. Pero disfrutar de algunos de los más importantes de PC allá donde vayas es algo increíble e impensable hace pocos años.