Google Maps para NES existe y funciona desde un cartucho

En el 2012, Google decidió celebrar el April Fools (el día de los inocentes en Estados Unidos) con una broma muy original, ya que anunciaron la creación de un cartucho para la mítica NES con el que poder navegar por Google Maps con conexión a internet. Con una estética de 8 bits, el resultado era bastante resultón, pero obviamente se trataba de un proyecto imaginario creado para la ocasión. Pero, ¿sería posible crear un cartucho que funcionara realmente? Pues eso es justo lo que se planteó Ciciplusplus.

Google Maps en 8 bits para NES

La idea era genial, pero el desarrollo no iba a se nada fácil. Lo primero que necesitó fue convertir el mapa de Google Maps a formato de 8 bits con aspecto de Zelda, y para ello se ayudó de un proyecto de internet que utilizaba los mapas de Bing para convertirlos al formato de bloques de Zelda. El resultado era tremendamente vistoso, así que era justo lo que necesitaba.

Como puedes comprobar en el vídeo, con la ayuda del mando de NES es capaz de navegar por el mapa y hacer zoom para localizar las localidades más destacadas, siempre manteniendo la estética de 8 bits que tanto caracteriza a la vieja consola de Nintendo.

El problema era llevar tal cantidad de datos a un cartucho de NES, especialmente por la memoria que ofrece la propia consola, así que decidió usar otro método casero. Con la ayuda de una Raspberry Pi, logró conseguir justo lo que necesitaba, ya que con un controlador FX2LP, una Raspberry Pi 3 A y un cartucho donante, era capaz de llevar la imagen del mapa pixelado a la consola.

El proceso no es para nada sencillo, ya que requiere conocimientos técnicos a nivel de electrónica y programación, pero en cualquier caso ha dejado todas las instrucciones necesarias para que todo aquel interesado pueda echarle un ojo si quiere.

Funciona, pero no está completado

Aunque el cartucho funciona, todavía queda mucho trabajo por delante para conseguir un resultado óptimo. El cartucho debe de lucir como un cartucho al uso, y no como una acumulación de cables sin sentido. Su próxima tarea es lograr comprimir al máximo los componentes para esconderlos en un cartucho de NES, algo que ya lograron hacer en el proyecto de DOOM para NES, idea que fue la que le ayudó a conseguir llevar Google Maps a la consola.

Este proyecto de DOOM basado en Raspberry logró hacer correr el juego de PC (el cual requiere un mínimo de 8 MB de RAM) en una NES, consola que contaba originalmente con 2 KB de RAM. Semejante diferencia técnica es salvada gracias a que la Raspberry es la encargada de cubrir la demanda de trabajo, llevando únicamente la imagen a la consola, quien se encargará también del control.

Entre su lista de tareas también se encuentra la corrección de varios bugs de la interfaz de Google Maps en 8 bits, así como el lanzamiento del código fuente para para que todos aquellos que quieran crear su propio cartucho con Google Maps puedan hacerlo fácilmente.