IKEA quiere cancelar un juego de miedo inspirado en sus tiendas

IKEA quiere cancelar un juego de miedo inspirado en sus tiendas

Carlos Martínez

Que los almacenes de IKEA son todo un laberinto del que muchos no pueden salir es algo que todos sabemos, pero lo que no imaginábamos es que los interminables pasillos de muebles iban a servir de inspiración para un juego de miedo en Kickstarter. ¿Y sabes qué? Eso a IKEA no le ha gustado un pelo.

La tienda está cerrada (y poseída)

The Store is Closed

Bajo el nombre de The Store is closed, sus creadores están buscando financiación en Kickstarter para poder completar el desarrollo. Su planteamiento es bastante sencillo: estás en el interior de unos grandes almacenes con pasillos laberínticos infinitos de los que es imposible salir, y los empleados del comercio son unas extrañas criaturas muy agresivas que no van a permitir que haya clientes en el interior mientras la tienda está cerrada.

Con la ayuda de todos los muebles que irás encontrando por el camino podrás crear herramientas y utensilios con los que poder luchar contra estos extraños seres e incluso crear pequeños refugios en los que ocultarte y descansar sólo o acompañado, ya que también cuenta con juego cooperativo.

Pero no será fácil. El oscuro y siniestro ambiente te hará temblar las piernas en más de una ocasión, y la constante persecución de las criaturas te dará más de un susto. Pero para sustos, la carta de cease and desist de IKEA.

A IKEA no le gusta el juego

The Store is Closed

No hay que saber demasiado de la firma sueca para intuir que The Store is Closed está inspirada en los grandes almacenes de IKEA. Los modelos de los empleados llevan el inconfundible polo amarillo de rayas, y en el menú principal se puede ver el exterior del edificio, que luce de color azul con unas letras amarillas bien grandes formando la palabra STYR.

En ningún momento se utiliza la palabra IKEA, pero el aspecto es obvio. Esto es lo que ha provocado que IKEA mande una carta de cese y desista a los creadores del juego, alegando que el parecido con sus colores corporativos y el uso de una palabra escandinava como nombre de la tienda hacen pensar que todo lo que ocurre en el juego ocurre en una tienda de IKEA.

Por esa razón, los abogados de IKEA han enviado un primer aviso a los desarrolladores para que quiten todos esos elementos de inmediato, y así no confundir a los usuarios. Pero, ¿hasta que punto mancha la imagen de IKEA?

Tal y como han podido comprobar en Kotaku, el inconfundible edificio azul de letras grandes sólo aparece en el menú principal del juego, y los muebles utilizados forman parte de un banco de recursos 3D, y no han sido clonados de los diseños originales de IKEA como la marca reclama. Además, el nombre del establecimiento es STYR, que no es más que un juego de palabra con la “store”, aunque se da la casualidad de que Styr es una palabra que existe en el vocabulario escandinavo. Sea como sea, la noticia ha permitido que el juego esté en boca de todos, y la campaña de Kickstarter, que necesitaba 10.000 libras para salir a flote, acumula ya más de 60.000 libras, por lo que imaginamos que su creador estará dispuesto a retirar cualquier indicio de inspiración de IKEA con tal de mantener lo recaudado.