Instalan DOOM en la Nintendo Game and Watch tras hackearla

Instalan DOOM en la Nintendo Game and Watch tras hackearla

Carlos Martínez

¿Una nueva consola portátil llega al mercado? Eso sólo puede significar una cosa: Hay que instalarle DOOM como sea. Eso es justo lo que se propuso el usuario de YouTube stacksmashing, o más bien, fue lo que le propusieron sus seguidores, ya que tras hackear la nueva Game & Watch, la pregunta que se hacía la gente era, ¿podrá correr DOOM?

Un trabajo de cirujano

DOOM Game and Watch

En esta ocasión, llevar DOOM a este nuevo dispositivo no ha sido nada fácil. Normalmente, instalar el famosos juego de ID Software suele ser bastante sencillo si el dispositivo cuenta con una serie de prestaciones básicas, sin embargo, parece que la naturaleza videoconsolera de la Game and Watch no iba a traer demasiadas ayudas al proceso.

Dejando a un lado la complejidad de instalar código casero en la memoria de la consola, el principal problema se ha encontrado en el siguiente paso, y es que la memoria libre disponible en la Game and Watch es de sólo 1,5 megas. Lo primero que tuvieron que hacer los creadores de esta hazaña es extraer una copia del firmware que se esconde en el interior de la consola, y para ello lograron inyectar código en el chipset para poder extraer a través del a RAM una copia descifrada del firmware.

Con el firmware en sus manos y conociendo la manera para inyectar el software, ahora sólo quedaba colocar los archivos del juego para ejecutarlo, sin embargo, no existe suficiente memoria libre para instalar el DOOM de siempre.

Un DOOM muy ligero

DOOM Game and Watch

Así que, obligado por la escasa memoria libre, nuestros protagonistas tuvieron que hacer uso de la versión reducida Minimal DOOM IWAD, una versión comprimida del clásico que elimina todas las texturas, música, efectos de sonido, menús y cientos de elementos visuales con la idea de hacer el juego lo más pequeño posible en cuanto a espacio se refiere.

El resultado es un shooter completamente irreconocible, pero al menos funcional. Esta versión no llegó a funcionar en un primer momento, pero gracias a la ayuda de un programador experto lograron hacer correr esta peculiar versión en la Game and Watch aplicando los ajustes necesarios.

El resultado es un DOOM un tanto atípico, ya que faltan la mayoría de texturas de los mapas, sonidos de efectos y uno de los elementos más reconocibles: su banda sonora de música metal.

La prueba definitiva para un gadget

Este es un ejemplo más de que instalar DOOM se ha convertido en todo un pasatiempo para muchas personas, ya que a estas alturas no importa el dispositivo que quieras hackear, y ni tan siquiera lo cerrado que pueda llegar a ser un sistema.