Modifican una GameBoy Advance para ejecutar juegos de PlayStation

Modifican una GameBoy Advance para ejecutar juegos de PlayStation

Daniel Marín

La Game Boy Advance es para muchos la mejor consola portátil que ha fabricado Nintendo hasta el día de hoy. Es además todo un clásico en el mundo del modding de consolas. Pensábamos que se había prácticamente de todo con ella, pero un usuario llamado Rodrigo Alfonso en YouTube nos ha sorprendido a todos recientemente enseñando una unidad de Game Boy Advance capaz de ejecutar juegos de la PlayStation de primera generación.

Mejorando la consola perfecta de Nintendo

La Game Boy Advance original apenas tiene fallos. Su diseño es compacto y cabe en prácticamente cualquier bolsillo. Al mismo tiempo, es una consola ergonómica que se adapta bien a las manos y es realmente cómoda. La mayoría de gente que modifica consolas se centran únicamente en su única carencia, que es la pantalla. La sustituyen por una retroiluminada y listo. Pero al parecer, a Rodrigo Alfonso le pareció poca cosa y decidió ir un paso más allá. Sin modificar más la consola, se preguntó si sería posible hacer que su Game Boy Advance ejecutara juegos un poco más ambiciosos. Y por supuesto, lo consiguió.

Para lograr su hazaña, Rodrigo Alfonso programó un software llamado GBA Remote Play, que está disponible en su página de GitHub. Luego, diseñó una carcasa de plástico donde poder encajar una Raspberry Pi, una batería y un cartucho modificado. La Raspberry Pi se alimenta con la batería y ejecuta, como no podía ser de otra manera, RetroPie. El cartucho trucado hace de puente para que la consola arranque vía Cable Link. Y es que los hackers descubrieron hace relativamente poco tiempo que ese puerto tiene una vulnerabilidad que permite tanto bootear la consola desde el mismo hasta enviar un flujo de vídeo de 240×160 píxeles. Una auténtica genialidad.

Game Boy Advance como dispositivo de streaming

El conjunto funciona como un servicio de streaming, muy similar a PS Remote Play de Sony, solo que, en este caso, el dispositivo que realiza el streaming se encuentra pegado a la consola. Su software es la clave de todo el asunto, ya que además de comunicar ambas partes, es el encargado de comprimir el vídeo y el audio de la Raspberry Pi y enviarlo en tiempo real a la Game Boy Advance por el puerto del cable Link. Cuando el jugador responde pulsando los botones de la consola, GBA Remote Play interpreta ese «input», lo traduce para que el emulador comprenda la orden que tiene que hacer. Luego, se procesa la acción y se comprime el vídeo de vuelta a la consola. Con este sistema, la Game Boy Advance es capaz de jugar a cualquier juego que pueda correr en RetroPie, sea de la plataforma que sea. Su creador muestra algunos ejemplos con juegos de PSX, SNES y Mega Drive.

Si te interesa este experimento y quieres realizarlo por tu cuenta, estás de enhorabuena. Rodrigo Alfonso ha publicado una guía tanto en GitHub como un tutorial en YouTube para que puedas crear tu propia Game Boy Advance con Remote Play. El vídeo está bastante acelerado y el proceso tiene muchos pasos, pero está bien detallado en la guía que ha publicado por escrito.