Este ladrón robó un banco usando la pistola de Nintendo NES

Este ladrón robó un banco usando la pistola de Nintendo NES

Carlos Martínez

La mítica Zapper ha vuelto a ser noticia y no por recibir un nuevo juego. La policía de Hermosillo, en Sonora, México, ha detenido a un individuo que asaltó un banco a punta de pistola, con la sorpresa de que al llegar a detenerlo tras su huida descubrieron que en sus manos poseía la mítica pistola de la consola de 8 bits de Nintendo.

Un ladrón reincidente

Nintendo Zapper robo

El historial de este caco acumulaba ya 15 asaltos por todo el país, sin embargo, este último atraco fue su última intervención. La policía de Hermosillo logró capturarlo, encontrando entre sus pertenencias una curiosa pistola que llamó inmediatamente la atención a los agentes. Tal y como puedes ver en la imagen, el arma del delito se trataba de una Nintendo Zapper, la pistola de luz que debutó en 1984 con la consola de 8 bits de Nintendo y que nuestro protagonista decidió envolver en cinta adhesiva negra para camuflar su verdadera naturaleza y simular el aspecto de un arma real. Además, teniendo en cuenta que el acceosrio contaba con un cable integrado, nuestro protagonista parece que decidió cortar por lo sano dando un tijeretazo al cable original de la Zapper, dando un aspecto todavía más bochornoso al asunto.


El resultado, aunque cueste creerlo, resultó bastante fructífero, ya que todos los asaltos anteriores terminaron en éxito. Este último también, aunque el problema vino más tarde, ya que el ladrón no pudo escapar de la policía una vez que realizó el robo. ¿Cómo se puede engañar con semejante pistola?

Obviamente, las reacciones al suceso no han tardado en aparecer:

Una pistola con historia

La Zapper de Nintendo NES es un accesorio mítico que tiene un hueco importantísimo dentro de la historia de Nintendo. Se lanzó por primera vez en Japón en 1984, y supuso una revolución en el entretenimiento doméstico, ya que permitía “disparar” a la pantalla interactuando con multitud de juegos, destacando especialmente Duck Hunt, donde teníamos que dar caza a los patos que sobrevolaban la escena.