El mando de Google Stadia tendrá que estar conectado por cable en PC y móvil en su lanzamiento

Una de las características más interesantes y que más nos llamaban la atención del hardware de Stadia es que su mando inalámbrico ofrecerá una tecnología de baja latencia con la que no sufrir de retraso a la hora de interactuar con el juego. Pero todo apunta a que las cosas no deben de ir demasiado bien en ese aspecto, ya que Google ha modificado su discurso y ha eliminado su capacidad inalámbrica. Al menos por ahora.

Un mando con cable

Google Stadia Mando

Lo que en un principio parecía una característica básica del mando, finalmente se ha convertido en una función para el futuro, ya que un vídeo oficial del servicio ha desvelado que, a la hora de jugar en un móvil, tablet o PC, tendremos que conectar el mando de Stadia con un cable USB-C. El mensaje que se puede leer en letra pequeña es el siguiente:

Al lanzamiento, el juego inalámbrico con el Stadia Controlles estará sólo disponible en TV usando un Chromecast Ultra.

Lo interesante es que afortunadamente esto no ocurrirá con el Chromecast Ultra, ya que este será el único dispositivo que permita conectar el mando de manera inalámbrica. Y decimos afortunadamente porque teniendo en cuenta dónde va colocado el dongle y lo complicado que sería llevar un cable hasta la tele, obligar a usar el modo cableado sería un error tremendo por parte de Google. Imagina todos aquellos que compraron el Founder Edition y se vieran obligados a usar un extenso cable que llegase hasta la televisión. Rompería sin lugar a dudas la experiencia que precisamente quiere ofrecer Stadia con su producto. La pregunta es, ¿se verán afectados aquellos usuarios que lo usen inalámbricamente con el Chromecast? ¿Tendrán un tiempo de respuesta superior al resto? Eso es algo que tendremos que ver cuando podamos probar el producto, ya que una de las grandes incógnitas que lo rodean es cómo de bien irá el tiempo de respuesta.

Un mes para la llegada de Stadia

El servicio de streaming de juegos de Google llegará finalmente el 19 de noviembre, así que queda exactamente un mes para que podamos empezar a probarlo, pudiendo hacerlo también en los Pixel 2 y los nuevos Pixel 4, ya que Google ha actualizado la lista de dispositivos compatibles con estos modelos. Ya sabes que si vas a jugarlo en móvil tendrás que usar un cable USB-C, aunque siempre podrás conectar un mando de PlayStation y jugar con conexión Bluetooth.