Estos mandos de PlayStation 5 están modificados para gamers profesionales

Estos mandos de PlayStation 5 están modificados para gamers profesionales

Daniel Marín

El DualSense es probablemente el mando más avanzado que existe hoy día. Sony ha hecho un trabajo espectacular con este producto, que integra de una forma brillante al jugador en el videojuego a través de los sentidos. Pero contar con un controlador así tiene su parte negativa, y es que con PS5, Sony puso fin a la compatibilidad de mandos de terceros. Se acabaron los mandos profesionales que tanto éxito tuvieron durante la era de PlayStation 4. Ahora, una marca llamada HexGaming se ha propuesto saltarse esa limitación y promete traer de vuelta el mando profesional a PlayStation 5.

Rival, un DualSense que planta cara al DualSense

A la marca HexGaming le gustan los retos, y ante la imposibilidad de poder fabricar sus propios controladores para PlayStation 5, se han propuesto mejorar el DualSense de Sony.

¿Cómo lo hacen? Pues exactamente igual que cuando alguien compra un coche en un concesionario y lo lleva al taller para que lo preparen para las carreras. Partiendo de un mando original de Sony recién salido de la caja, la compañía lo disecciona para crear una versión modificada del mismo. La personalización se puede hacer totalmente a gusto del jugador y permite tanto tomar ciertas ventajas durante el gameplay, como mejorar y hacer más cómoda la experiencia de juego. Pero HexGaming no se queda ahí, y ofrece incluso mandos modificados específicamente para videojuegos concretos.

Características profesionales para gamers profesionales

Una de las mejoras que ofrece el Rival son los joysticks analógicos de quita y pon. Para ello, retiran las piezas originales y las sustituyen por otras con base magnética. Gracias a esto, podremos sustituir el pad por otro en cuestión de segundos, ya sea porque se nos ha gastado la goma, porque queremos otra seta con mejor agarre, porque necesitamos un control con mayor o menor altura o incluso por cuestiones estéticas si así lo deseamos.

También el Rival incluye un par de botones extra en la parte posterior del mando. Están fijados dentro de un panel en forma de ala y son realmente ergonómicos y fáciles de pulsar. Si te estás preguntando cómo es esto posible, debes saber que Sony soporta esta característica, ya que hace unos meses anunciaron el eXtremeRate RISE Remap Kit, un accesorio que añade exactamente esta misma función al DualSense estándar.

Por si fuera poco, hay posibilidad de elegir diferentes opciones de gatillos traseros, con la intención de acortar el tiempo de pulsación o la presión que hay que ejercer para accionar el botón. Todos estos elementos, por supuesto, cuentan con una mejor construcción que las piezas originales. Permiten obtener un mejor feedback del mando y tener un manejo más preciso. También se puede perfeccionar la propia carcasa del mando, añadiendo un extra de rugosidad para tenga mejor agarre durante las partidas.

Existen también infinitas posibilidades en el terreno estético, por lo que cada jugador puede crear su versión sin miedo a perder las capacidades únicas del DualSense. La respuesta háptica del mando o la pantalla táctil no se ven afectadas en absoluto tras las modificaciones.

Precios de los modelos

Estos mandos DualSense modificados se pueden comprar desde la tienda de HexGaming. Parten de los 250 dólares, aunque si queremos añadir muchas mejoras personalizadas, el precio se nos puede disparar hasta los 335 aproximadamente. También se venden en la web unos veinte modelos ya modificados.

¿Para quién va dirigido este mando?

Con precios que aproximadamente cuadruplican el precio del DualSense original, este producto de HexGaming no busca precisamente el público generalista, sino más bien esos jugadores de eSports y títulos competitivos que con la llegada de PlayStation 5 se han quedado sin posibilidades de acceder al mercado de los mandos «pro».

Fuente > HexGaming

Vía > IGN

¡Sé el primero en comentar!