Este vídeo compara los mapas más grandes creados en videojuegos

¿Has pensado alguna vez cómo de grande es el mapa de un videojuego? ¿Llevas horas danzando por el mapa de tu juego favorito y te gustaría saber hasta dónde podrías haber llegado andando en el mundo real? Pues sigue leyendo porque este vídeo podría resolverte alguna de tus inquietudes. Estos son los mapas más grandes del mundo de los videojuegos.

Comparando el tamaño de los mapas de videojuegos

Mapa GTA San Andreas

Dimitris Galatas es un usuario de YouTube que ha decidido comparar los mapas más extensos de los juegos más importantes del 2018. Entre ellos podremos encontrar los de Spider-Man de PS4, Assasin’s Creed: Odyssey y Just Cause 4, unos terrenos bastantes extensos dentro del juego y que ahora podrás poner en perspectiva gracias a la comparativa en vídeo.

El recorrido comienza con Assasin’s Creed: Syndicate, con un mapa de 3,7 kilómetros cuadrados que nos llevaba al Londres victoriano de 1868. Se trata de un mapa relativamente amplio, suficiente para un juego de 2015 disponible en consolas, pero que nada tendría que ver con lo que estaba por llegar. El siguiente en aparecer es Fortnite, y es que la famosa isla del Battle Royale del momento ocupa una superficie equivalente a 5,5 kilómetros cuadrados, un mapa ligeramente más compacto que el de otro de los Battle Royale que pegan fuerte hoy en día, el de Call of Duty: Black Ops 4 y su modalidad Blackout, con 7 kilómetros cuadrados de extensión.

Pero el asunto se pone más interesante con Spider-Man y la isla de Manhattan, un escenario de 11 kilómetros cuadrados que permite realizar más de una pirueta de gran distancia a manos del superhéroe arácnido. Le sigue Kingdom Come Deliverance, un RPG de mundo abierto basado en el imperio Sacro Romano que nos sitúa en un mapa de 15 kilómetros cuadrados, aunque el siguiente tampoco se queda corto, ya que, con 22 kilómetros cuadrados, el mapa de Horizon Zero Dawn trajo diversión a raudales a mano de Aloy.

Los mapas comienzan a ser grandes

Mapa Breath of the Wild

En el puesto más bajo de la tabla en el grupo de mapas grandes tenemos al estado San Andreas de GTA: San Andreas, que con 33 kilómetros cuadrados supuso un mapa gigantesco cuando se lanzó en 2004. El siguiente es The Elder Scrolls V: Skyrim con 37 kilómetros cuadrados, y acto seguido el primer Red Dead Redemption con 40 kilómetros cuadrados. Muy cerca de la extensión de Armadillo está West Virginia, mapa del recién estrenado Fallout 76, y tras él el rocoso mapa de Far Cry 5 con 60 kilómetros cuadrados.

Otro de los mapas del momento es Dihor Otok, perteneciente a PUBG y que sorprende con sus 64 kilómetros cuadrados, aunque para grande el de Forza Horizon 4 y sus 71 kilómetros cuadrados. Muy parecidos son los mapas de The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Red Dead Redemption 2, con 72 y 75 kilómetros cuadrados respectivamente, siendo Assasin’s Creed: Origins el que llega a los 80 kilómetros cuadrados. Si San Andreas sorprendió con sus 33 kilómetros, la ciudad de Los Santos en GTA V te dejará con la boca abierta y sus 70 kilómetros cuadrados de extensión, eso sin contar la zona transitable en barco o moto acuática, algo que eleva la cifra hasta los 130 kilómetros cuadrados.

Si en The Witcher 3 sumamos los mapas disponibles tras instalar todos los DLC y contemplar todas las áreas, el resultado es un mapa de 125 kilómetros cuadrados, casi la mitad de los 225 kilómetros cuadrados del survival DayZ. Assasin’s Creed tiene un par de entregas más con mapas increíblemente grandes, y son los que ocupan los siguientes puestos, con Black Flag y Odyssey, con 235 y 256 kilómetros respectivamente (ambos con bastante agua). Un poco más grande es Altis, en Arma 3 y sus 270 kilómetros cuadrados, aunque nada que ver con los 440 kilómetros cuadrados de Ghost Recon Wildlands.

Los mapas más grandes de los videojuegos

Mapa Fuel

Y comenzamos con las verdaderas bestias de mapas. La cifra de los 1.000 la supera el recién lanzado Just Cause 4 y sus 1.024 kilómetros cuadrados, rápidamente superado por los 5700 kilómetros cuadrado de terreno virtual de Estados Unidos en Crew 2. Pero si pensabas que esos mapas eran grandes, Fuel ofrecía un terreno de 14.400 kilómetros cuadrados similar en extensión a la provincia de Sevillla, únicamente superado por el rey de reyes, la inmensidad de Daggerfall en The Elder Scrolls II, que con 161.600 kilómetros cuadrados se puede comparar a la extensión de Reino Unido como podrás comprobar en el final del vídeo.

Hay un ganador, y se llama Minecraft

Si pensabas que esto había acabado aquí, te equivocas. En el mundo de los videojuegos hay un nuevo ganador en cuestión de extensión del mapa, y no es otro que Minecraft. Su complejo sistema de generación aleatoria del terreno hacen que el juego tenga una extensión demasiado grande como para ponerle cifras, así que lo mejor será que eches un ojo a este otro vídeo para puedas hacerte una idea.