Mario Kart ya no es el Mario Kart que todos conocemos: ¿es este el futuro de Nintendo?

En el último Nintendo Direct, la Gran N nos dejó muy claro que Nintendo Switch será la primera consola de la compañía que no tendrá su propio Mario Kart. Posiblemente, no veremos un nuevo título hasta 2024, cuando habrán pasado 10 años desde el lanzamiento original de Mario Kart 8 para Wii U. Sin embargo, en la pasada cita, Nintendo sí mostró novedades para Mario Kart 8 Deluxe, convirtiéndolo prácticamente en un videojuego como servicio. ¿Son estos los planes de futuro de la compañía?

Mario Kart como servicio. Nunca es tarde si la dicha es buena

mario kart como servicio

Por mucho que Nintendo haya tratado de convencernos de lo contrario, la Switch está falta de Mario Kart. El auténtico nintendero ya disfrutó de Mario Kart 8 en su momento —es decir, en 2014—. Este 2022, tanto Disney como Square Enix tienen planes de lanzar sus propios «Mario Kart». Y esto debe haber movido un poco los planes de Nintendo, que se ha percatado ahora, ocho años después del lanzamiento de MK8, que están perdiendo mercado por bien que se venda el refrito de Wii U en la Switch. Y es entonces cuando aparece sobre la pista Mario Kart 8 Deluxe Booster Course Pass. ¿Cómo han tardado tanto tiempo en hacer un movimiento tan lógico?

Vayamos por partes. Es comprensible que no veamos Mario Kart 9 en Switch. ¿Qué atractivo tendría? Contaríamos con los mismos gráficos, y sería como volver a pasar por caja para comprar un producto similar. Es mucho más sensato añadir nuevos circuitos —o pistas antiguas remasterizadas— al propio videojuego. Y así enriquecerlo, aunque eso suponga comprar un DLC o tener que pagar dos membresías de Nintendo Switch Online + Expansion Pack para llegar a tener los 48 circuitos que llegarán al juego en 6 oleadas distintas.

El Booster Course Pass de Mario Kart 8 Deluxe nos dice muchas cosas entre líneas, pero hay dos que son clave. La primera de todas es que la Switch va a seguir en primera línea hasta, como mínimo, finales de 2023. Y la segunda es que Nintendo está allanando el terreno para posicionar sus videojuegos como servicio. Y, aunque este modelo de negocio no siempre beneficia a los jugadores, hay franquicias de la Gran N que sí podrían ganar atractivo con esta estrategia.

¿Qué juegos de Nintendo se beneficiarían si se vendieran como servicio?

dlc new horizons happy home paradise

Si lo pensamos detenidamente, Nintendo debería haber elegido este modelo de negocio para Mario Kart desde hace años. ¿Por qué dejar morir un título a los años de lanzarlo cuando se podría mantener vivo durante meses a base sacar varios DLCs anuales? Si la norma es que solo sale un juego de esta franquicia por consola, lo lógico es seguir ganando dinero con él a la vez que contentas a los jugadores más fieles. Un win-win de manual.

Pero no solo eso. Animal Crossing, por ejemplo, también usa el mismo modelo, es decir, solo un juego de la línea principal por consola. Y, aunque ya tuvo su DLC gratuito en Nintendo 3DS, New Horizons en la Switch también ha seguido el mismo camino que Mario Kart 8 Deluxe. ¿Estamos o no estamos ante un cambio de paradigma?

area silvestre pokemon

Antes de despedirnos, hay otra franquicia que también podría verse beneficiada de este modelo: Pokémon. La estrategia de Game Freak es justo la opuesta a la de Animal Crossing o Mario Kart. Sin embargo, la presión por cumplir la agenda establecida ha forzado al estudio a lanzar juegos durante los últimos años donde se puede apreciar perfectamente que falta desarrollo.

Tendría mucho sentido lanzar un juego de la línea principal de Pokémon e ir actualizándolo con nuevas regiones, historias y criaturas de forma progresiva. Si llegan a elegir este camino o no dependerá de si Game Freak y Nintendo quieren demostrar el potencial que tienen, o si se conforman con juegos que cumplen, pero que jamás llegarán al sobresaliente. En el caso de Espada y Escudo, ya tuvieron sus propios DLCs, pero, en esa ocasión, se notó en exceso que no se trataba de un videojuego como servicio, sino más bien de un postgame que fue recortado del juego original al no disponer de tiempo suficiente para incluirlo en el cartucho base. ¿Y tú? ¿Crees que este modelo en el que se está adentrando Nintendo poco a poco es positivo o negativo para los jugadores?

¡Sé el primero en comentar!