Un nuevo bug de Metal Gear Solid da la vida los speedrunners

Nadie mejor que un speedrunner para exprimir al máximo un videojuego. Estos jugadores aprovechan cada resquicio dejado entre las líneas de programación para intentar completar el juego en el menor tiempo posible. Armados de muchísima habilidad, entrenamientos intensivos y un conocimiento extremo de las mecánicas del juego, su misión no es otra que conseguir el récord mundial. Pero dicha marca nunca está completamente asegurada, especialmente con la aparición de nuevos bugs.

Más de 2 minutos de camino ahorrado

Metal Gear Solid

Es justo lo que ha ocurrido con Metal Gear Solid, el clásico de Kojima para la PlayStation original que hasta hace unos días tenía establecido el récord mundial de speedrun en torno a los 38 minutos en modo fácil, y que ahora se ha podido reducir hasta los 36 minutos gracias a un bug encontrado casualmente por la streamer Boba. Nuestra protagonista estaba haciendo un streaming de Metal Gear Solid, y cuando procedía a completar la zona de la torre de comunicaciones se topó con un acontecimiento que no esperaba.

Justo al llegar a la puerta del nivel 6, se vio atacada por los soldados de la torre. Y vio como Snake pudo traspasar la puerta tras ser disparado por sus atacantes. Este desplazamiento del personaje le permitió evitar la escena del ataque del helicóptero, el cual obliga al jugador a subir por completo la torre y descender la pared con una cuerda para llegar a ese otro lado que se alcanza con el truco descubierto por Boba.

Un bug casual

Sólo hay que echar un ojo al vídeo de la retransmisión para comprobar que el descubrimiento fue completamente casual e involuntario, algo que permitió a la jugadora avanzar enormemente la partida de manera extremadamente rápida. Y claro, esos detalles son música para los oídos de los speedrunners.

Gabinete de investigación

Tras hacerse popular por las redes, el gameplay de Boba comenzó a compartirse por foros y canales de Discord de speedrunners, quienes no dudaron en estudiar la situación para comprender exactamente qué había ocurrido frente a la puerta del nivel 6. La solución era más sencilla de lo que se podía esperar, ya que e ataque de los soldados hizo que Snake se desplazara hacia atrás, traspasando la puerta bloqueada.

Con el secreto al descubierto, son muchos los que se an puesto manos a la obra para aprovechar el bug, y ya son varios récords lo que se han pulverizado con este nuevo atajo. Lo más interesante es que la técnica se está depurando, ya que el usuario SolidTony ha logrado traspasarla con la explosión de una granada chaff colocada por él mismo, por lo que no tuvo que esperar al ataque de los soldados.

Ahora sólo queda por saber si habrá alguna que otra puerta más que pueda beneficiarse de este truco, ya que en caso de existir, los tiempos podrían reducirse aún más. De todas formas, ¿quién querría bajar de los 36 minutos de partida que están establecidos actualmente? ¡Metal Gear Solid es un juego para disfrutarlo! Seguro que los speedrunners no opinarán lo mismo.